Dejan de buscar con vida a los dos amigos desaparecidos a bordo de un kayak en Pinamar

Ramón Román (56) y Gabriel Raimann (38) eran intensamente buscados desde hace ocho días por familiares y por varias fuerzas federales, provinciales y municipales de Pinamar. El domingo 14, pasadas las cinco y media de la madrugada, se adentraron en el mar a la altura de Cariló a bordo de un kayak para pescar. Nada se sabe acerca de lo que sobrevino, y difícilmente se sabrá: durante la tarde de este lunes, Prefectura Naval comunicó a las familias que ya no espera encontrar a los dos amigos con vida.

A partir de este martes, esta fuerza seguirá llevando a cabo el operativo de búsqueda, pero lo acotará y ya no buscará de acuerdo con el protocolo SAR (protocolo de Búsqueda y Rescate, por sus siglas en inglés), el que se ejecuta cuando lo que se busca son personas con vida.

Durante la tarde del domingo, se encontró el kayak flotando a más de 15 millas marítimas de la línea costera de Villa Gesell, el equivalente a unos 35 kilómetros. Lo divisó un helicóptero de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y lo recuperó un buque de la misma fuerza, el “Mantilla”. Este es un buque de patrulla oceánica, cuya principal tarea es la supervisión del Área Económica Exclusiva del Mar Argentino. El kayak fue encontrado sin el motor que se le había instalado.

Otras dos lanchas guardacostas, otros tres helicópteros, varios gomones semirrígidos y más de una centena de efectivos trabajaron hasta esta tarde para dar con los dos kayakistas o con algún indicio que permita dilucidar qué fue lo que sucedió.

A pesar del importante despliegue de Prefectura, la fuerza con jurisdicción en el lugar de los hechos (el mar abierto), no se logró dar con ninguna pista que acerque al operativo a datos ni pistas esclarecedores.

El kayak de los dos pescadores desaparecidos en PinamarEl kayak de los dos pescadores desaparecidos en PinamarAdemás del kayak encontrado por Prefectura, la familia de Román encontró un flotador que ambos amigos llevaban consigo y que apareció el sábado en las inmediaciones del Faro Querandí, en Villa Gesell, veinte kilómetros al sur de donde zarparon los amigos con su kayak. Pero las posibilidades se fueron agotando conforme pasaron las horas y no hubo avances de relevancia que aporten alguna certeza respecto del paradero de los dos amigos.

Amigos desaparecidos en altamar: qué pudo haber pasado

Si bien Prefectura patrulló y buscó pistas, el operativo que ésta llevó adelante partió desde ningún dato más que una denuncia por averiguación de paradero, radicada en la comisaría 3a de Valeria del Mar. Partir en kayak hacia mar abierto no es algo recomendable de hacer por la madrugada y máxime si no hay personal salvavidas en la costa a quien avisar. Además, en la mañana del domingo en que partieron Román y Raimann se registraron ráfagas de viento que superaron los 70 kilómetros por hora, y la corriente del oleaje tenía dirección norte.

Diego Gago, instructor de kayak, dice a Clarín: “En un día tranquilo somos todos kayakistas, pero cuando se trata de navegación en el mar, los recaudos deben extremarse. Casi que nunca son suficientes”. Para comenzar, especifica qué es un kayak: un elemento de flotación, principalmente, y diseñado para vadear la costa y no tanto las profundidades.

El momento en que levantan el kayak del agua.El momento en que levantan el kayak del agua.“Deben contemplarse las condiciones climáticas del momento en que uno se embarca. Pero son impredecibles, pueden cambiar de una hora a otra y complicar las cosas. Por otro lado, antes de adentrarse en el mar, uno debe dar aviso a autoridades o salvavidas, para que éstas estén al tanto. Por último, sumamente importante, los elementos de seguridad: chalecos salvavidas de color llamativo, una radio VHF o teléfono satelital, una bengala náutica para dar señal visual. A veces con un pequeño espejo basta para hacer reflejo y ser visto”, agrega Gago.

¿Cuántos de estos recaudos fueron tomados en el caso de Ramón y Raimann? Aún la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada N°4 de Pinamar, a cargo del fiscal Juan Pablo Calderón, intenta tener precisiones al respecto. Mientras que esta fiscalía investiga el escenario anterior a la desaparición, la Prefectura sigue colaborando con la pesquisa. Incluso buques pesqueros que navegan el mar están alertados sobre la búsqueda, algo que es común en el ámbito naval.

Por la mañana de este lunes, Clarín pudo conversar con Isabel, la actual pareja de Ramón Román, uno de los dos amigos desaparecidos. Cuenta que vivían juntos hace un año y cuatro meses en Ostende, y que su pareja trabajaba en el rubro de la construcción. Cuenta que tenía cuatro hijos de un matrimonio anterior y que es una linda familia. «Ramón era una persona increíble, alegre y amiguera», dice. Quizás inconscientemente, hablaba de su pareja en pasado, a pesar de que aún era intensamente buscada por las fuerzas y por su propia familia.

Diego Gago agrega: “Extremar los recaudos significa poder ser salvado en un menor lapso de tiempo en caso de una eventualidad, pero también implica ahorrar esfuerzos de las fuerzas. Éstas pueden ayudar, pero tienen otras tareas”.

Desde Prefectura alegaron que el despliegue de fuerzas fue considerable, y más si se tiene en cuenta que se trata de la búsqueda de dos personas. Comentan que un kayak no es una embarcación de pesca, sino deportiva, y que el kayak encontrado no está diseñado para que le sea instalado un motor ni para adentrarse tanto en el mar.

Alegaron que los procedimientos de búsqueda por tierra, aire y agua siguieron niveles de rigurosidad internacionales, y que todos ellos sitúan las posibilidades de sobrevivir en mar abierto o en altamar en un plazo no mayor a los tres días; Román y Raimann llevan ocho días completos. Con cada hora que pasaba, las posibilidades de que ambos amigos sean encontrados disminuían considerablemente, y siguen disminuyendo. Prefectura busca ya otras pistas, pero no espera encontrar vivos a los dos kayakistas.

Gago culmina: “Hay posibilidades de que sean encontrados con vida. Existen casos similares en los que los milagros suceden, pero también existen las grandes olas con fuerza colosal, la hipotermia, la fauna marina. Todo esto, como en el 99 % de los otros casos similares, pudo haberse evitado”.

Maestría Clarín / Universidad de San Andrés

MG

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Dólar blue y dólar hoy: a cuánto cotizan este miércoles 17 de abril

Dólar blue a las 5.30- Para comprar: $1005- Para...

Las últimas medidas del Gobierno

En medio del conflicto desatado con las empresas de...

Efemérides de hoy: qué pasó un 17 de abril

Hechos que ocurrieron en la Argentina y el mundoEn...