Sin el corset de los Precios Justos, empiezan a llegar las nuevas listas de precios a los supermercados: subas de 25 a 100%

Este lunes, las empresas de alimentos y productos de consumo se sacaron de encima lo que quedaba del corset de los acuerdos que habían cerrado con Sergio Massa, y empezaron a mandar las nuevas listas de precios con aumentos.

En promedio, se estima que los fabricantes aplicarán subas de entre 20 y 25% en los artículos que estaban dentro de los Precios Justos en los supermercados para equiparar los valores de las góndolas a los que tienen esos mismos productos en los almacenes o autoservicios chinos, donde no llegaron nunca los controles oficiales.

La semana pasada, los alimentos aumentaron en promedio un 8,2%, según las cifras preliminares que manejan en la consultora EcoGo. Massa había acordado un alza de 12% tras el balotaje y otro 8% para la primera semana de diciembre. Pero en los mayoristas y autoservicios los precios aumentaron entre 35 y 50% la semana pasada. Ahora las grandes cadenas se pondrán a tiro de esos autoservicios.

La subas más fuertes, estiman en los supermercados, se darán en aceite, fideos, harina y panificados. Es que estos productos estaban subsidiados por los exportadores y por el Estado, a través de fideicomisos que se terminaron la semana pasada.

Entonces, por un lado, la ayuda que recibían se trasladará a precios, además de que se ajustarán por inflación, porque su valor estaba pisado. Los productos que estaban bajo este régimen tendrán subas del 100% a 180%. Los aceites sin el fideicomiso, según las cadenas, pasarán de 800 a 2.000 pesos el litro. El pan lactal está llegando con aumentos del 80%. También el arroz pegará un salto.

La idea de los fabricantes es equiparar el precio del súper con el del chino. Pero, advierten desde las cadenas, esta brecha -que puede llegar a 45%- se había ampliado de manera artificial porque muchos proveedores buscaron compensar con sus ventas a los autoservicios lo que no podían remarcar en los súper.

“El precio del almacén o del chino está inflado, no sería un precio lógico. Pero todo hace pensar que los fabricantes irán a buscar esa diferencia, que es, a partir de hoy, cerca de 20 a 25 puntos porcentuales más”, aseguraron desde un supermercado.

En otra cadena dijeron que “muchos proveedores enviaron la semana pasada los aumentos. Estamos aguantando y tomando lo menos posible, pero algunos proveedores nos cortaron la entrega. Están desaforados”.

La sensación de muchos ejecutivos del sector es que pasarán unos días hasta que todo se acomode. Más aún con la demora en el anuncio de las medidas económicas. Creen que puede haber inicialmente una “sobre reacción” en los aumentos (como pasó luego de las PASO) y que luego los precios podrían reacomodarse, especialmente cuando el consumo se enfríe después del pico de compras preventivas que hubo hasta el domingo de la asunción presidencial.

“Calculamos que el consumo se frenará en la segunda quincena de diciembre y enero. En esa fecha, seguro empezarán a reactivarse las promociones en los súper”, analizó un ejecutivo del sector.

NE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas