Empieza el juicio contra un comisario que logró un ascenso pese a estar acusado de abusar de una agente

Un comisario general que en 2017 fue denunciado por haber abusado sexualmente de una agente subordinada en la comisaría de Villa Olivari, en Corrientes, será juzgado desde este martes. El año pasado el imputado buscó cerrar el caso con un ofrecimiento de 300.000 pesos a la víctima y tareas comunitarias, pero la querella lo rechazó y siguió adelante con el proceso judicial.

Sergio Rubén Sánchez (51) podría recibir una condena de cumplimiento efectivo si el Tribunal considera como agravante su condición de funcionario público, tal como pedirá el abogado querellante, Eduardo Etchegaray Centeno. El representante de la víctima apunta a que el caso se encuadre dentro del inciso E del artículo 119 del Código Penal, que eleva la pena mínima a 8 años de cárcel y la máxima a 20 cuando “el hecho fuere cometido por personal perteneciente a las fuerzas policiales o de seguridad, en ocasión de sus funciones”.

El hecho por el cual Sánchez será juzgado se produjo en 2016 y fue denunciado meses después por la víctima, una joven cabo de la Policía de Corrientes. En su presentación sostuvo que el episodio que se registró en la oficina del comisario hizo que tuviera intentos de suicidio y luego afrontara un largo tratamiento psicológico y psiquiátrico.

Liliana relató en su denuncia que ingresó a la oficina de su superior para que firmara unos papeles. En esa ocasión, Sánchez “cerró la puerta con llave, se acercó y me dijo que necesitaba masajes. Yo le contesté que estaba bien, que no necesitaba nada. Me manoseó, me besó a la fuerza, me tocó y me quiso levantar la chomba. Apenas pude salir de la oficina fui al baño y me apunté a la cabeza con el arma reglamentaria para matarme”, relató la víctima, que es hija de un policía retirado.

“Luego de esto, le dije que iba a pedir el traslado. Entonces me pidió que no cuente nada. Me sentía sucia, pero aguanté porque no quería que sepa mi marido lo que me había pasado. Pensaba que no me iba a creer. No quería darle el pecho a mi hijo, me sentía sucia”, sostuvo.

A raíz de esa presentación, Sánchez fue trasladado y unos meses después terminó al frente de la Seccional Primera de Gobernador Virasoro, y de la Comisaría de la Mujer de esa ciudad; aunque no pudo asumir por el rechazo popular. Para ese entonces, ya tenía abierta una segunda causa penal, ya que había violado la perimetral que le impuso el Juzgado.

Los buenos contactos con la cúpula policial y el poder político de Corrientes hicieronn que en sólo dos años pasara de comisario inspector a comisario general y recalara como director de Personal y Formación Policial. El último ascenso lo logró pese a tener abierta la causa por el abuso de la subordinada.

En un primer momento, el Juzgado de Instrucción de Ituzaingó dictó la falta de mérito a Sánchez, pero un Tribunal dispuso que se dictara una nueva resolución luego de la apelación que realizó la querella. Finalmente, el comisario fue procesado en 2020.

El año pasado, el imputado realizó una presentación pidiendo la suspensión del juicio a prueba. Ofreció un resarcimiento de 300.000 a pagar en 20 cuotas y realizar tareas comunitarias, posibilidad que fue rechazada por la Justicia.

SC

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Las últimas medidas del Gobierno

En medio del conflicto desatado con las empresas de...

Efemérides de hoy: qué pasó un 17 de abril

Hechos que ocurrieron en la Argentina y el mundoEn...