En ocho meses, el Gobierno ya sacrificó US$ 3.000 millones para frenar la suba de los dólares financieros

En su batalla por controlar la brecha cambiaria, el Gobierno ya destinó alrededor de US$ 3.000 millones de sus reservas en los primeros ocho meses del año. Lo hizo a través de la compra y venta de bonos, operaciones con las cuales intenta contener los dólares financieros, mientras negocia con China un refuerzo del swap.

Así, pese a las restricciones cambiarias y las advertencias del Fondo Monetario, hasta fines de agosto el Banco Central tuvo que intervenir con US$ 2.210 millones sobre las cotizaciones paralelas y otros organismos públicos -entre ellos, el Tesoro- utilizaron US$ 844 millones, según datos de la autoridad monetaria.

A través de las intervenciones, el Gobierno busca, con poco éxito, mantener a raya la brecha entre el dólar mayorista y los financieros. Ese margen a principio de año era menor al 100%, pero desde abril comenzó a ampliarse al calor de la dolarización y las elecciones, hasta alcanzar este martes el 140%, en medio de la salida de fondos de la deuda en pesos.

«La incertidumbre se va exacerbando más, ttodos quieren salir del peso y buscan refugio en el dólar, y para no avalar una suba mayor del dólar intervienen en el mercado, sin mucha efectividad porque las reservas están flacas y no hay dólares suficientes», explicó Sebastián Menescaldi, director adjunto de EcoGo.

En ese marco, el economista estimó que la intervención hasta el 2 de octubre supera los US$ 3.600 millones, un nivel que genera tensiones con el Fondo. El organismo advirtió en agosto que las intervenciones deben ser «muy limitadas, de carácter temporal, transparentes» y «coherentes» con la acumulación de reservas.

Según el FMI, la intervención más prolongada de la actual gestión fue entre octubre de 2020 y noviembre de 2021, cuando el BCRA vendió cerca de US$ 2.700 millones para contener la brecha, una política luego abandonada dado la rápida pérdida de reservas y el acuerdo con Washington en marzo de 2022.

Sin embargo, tras la renuncia de Martín Guzmán, el Tesoro bajo la gestión de Sergio Massa utilizó US$ 600 millones en la recompra de deuda durante el verano y el Banco Central intervino con US$ 1.700 millones. Así, desde el inicio de la administración, se utilizaron US$ 5.000 millones con «efectividad limitada», según el Fondo.

Debido a la escasez de recursos y la dificultad para intervenir sobre el contado con liquidación (CCL), el poder de fuego del BCRA continúa enfocado en el dólar bolsa o MEP. Este martes cerró a $ 722 en su versión intervenida y $ 815 en su versión libre, por lo que en el año acumulan una suba del 120 y 148%, respectivamente.

«Las intervenciones hacen que el MEP vía AL30 en 48 horas esté más barato que el MEP libre, en precio tiene efectos, pero a razón de estar vendiendo reservas, donde hoy hubo un volumen récord desde las PASO», señaló el economista Salvador Vitelli, quien estimó que este martes el BCRA sacrificó US$ 87,5 millones en ese mercado.

Hacia delante, el panorama luce cada vez más frágil. El economista de PPI, Pedro Siaba Serrate, estima que el BCRA cuenta con US$ 10.300 millones de liquidez para intervenir, pero advirtió que seguir ese camino «significaría no poder enfrentar ningún pasivo, osea hundir las reservas netas a niveles extremadamente peligrosos».

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El novio de Emma Vich rompió el silencio tras la viralización de un video suyo con Tomasito Süller

El joven contó su versión de los hechos después...

Caso Loan: echaron a la funcionaria municipal detenida por la desaparición del menor

El intendente separó de su cargo a María Victoria...

Javier Milei llegó a Alemania en medio de protestas

HAMBURGO (enviada especial).- Del calor y los más de...