Los candidatos llegan al primer debate con ensayos previos y en la búsqueda de evitar errores

En ninguno de los comandos de campaña de las fuerzas que se disputan la presidencia piensan que el debate presidencial que se llevará a cabo este domingo en Santiago del Estero puede inclinar la balanza. Sin embargo, Javier Milei, Sergio Massa, Patricia Bullrich, Juan Schiaretti y Myriam Bregman no quieren dejar librado ni un detalle al azar.Todos apuestan a esquivar el error y en los últimos días repitieron ensayos antes de la puesta en escena en el Fórum.

Los trascendidos y las desmentidas alrededor de la salud mental de Javier Milei, el más votado en las PASO, alimentaron el morbo. El candidato de La Libertad Avanza compartió el vuelo a Santiago del Estero con Bregman. El economista libertario -que apuntó contra JxC por los rumores- será el segundo en hablar después de la aspirante del Frente de Izquierda, que será la encargada de romper el hielo.

Al menos en sus casos, su ubicación en el escenario corresponde con su posición en el arco ideológico. Bregman se ubicará a la izquierda y Milei, a la derecha. En el medio quedarán el resto de los candidatos. Veinte dirigentes de cada espacio los acompañarán en el auditorio. Como los jugadores de fútbol, estaba previsto que hicieran un reconocimiento del espacio por separado.

Los ejes temáticos del primer debate serán tres: Economía, Educación y Derechos Humanos y convivencia democrática. El domingo próximo domingo, los candidatos tendrán su revancha en la Facultad de Derecho de la UBA para hablar de Seguridad, Trabajo y Producción y Desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente.

Milei siente que es el que más tiene por perder por su condición de favorito que mantuvo, según todas las encuestas, desde el día posterior a las primarias. El economista no tiene miedo. Considera que está entrenado por sus reiteradas visitas a la televisión, donde edificó la popularidad que lo lanzó a la política.

El candidato libertario podrá contar con sus apuntes (bullets, como les llama), un pedido que extendió a través de su delegado Santiago Caputo en la reunión de la Cámara Electoral con representantes de otras fuerzas y que Massa resistía.

La experiencia de Victoria Villarruel en el debate de vices será un faro para el economista. Si se le cuestionan el supuesto negacionismo de su fuerza política, podrá sacar a relucir las acusaciones contra César Milani o, como ya hizo, recordar el pasado de Bullrich cerca de Montoneros. Su eventual jefe de Gabinete y su futura ministra de Capital Humano Sandra Pettovello además de a omnipresente Karina Milei colaboraron en la preparación del candidato.

A diferencia de lo que hizo Agustín Rossi con Villarruel en los estudios de TN, no habrá respuestas agresivas o personales de Massa a Milei. El candidato de peronismo pretende poner en valor las ideas de su adversario y llevarlas al plano de la realidad para enfatizar su inviabilidad.

Este sábado, ya instalado en Santiago del Estero, completó el tercer ensayo de la semana en los que buscará mostrarse propositivo y moderado. En la previa, a Cecilia Moreau le tocó interpretar a Bullrich y al salteño Gustavo Sáenz hacer las veces de Milei.

Massa, que tiene experiencia en los debates de 2015, buscará defender su gestión al frente de la economía, un blanco seguro para el resto de los candidatos, que el ministro buscará contrarrestar con la reforma de Ganancias y las medidas para atenuar el impacto de la devaluación. El ministro de Economía aprovechará el último bloque para levantar la bandera de un futuro gobierno de unidad nacional, una consigna en la que no cree Milei ni parece probable en el caso Bullrich.

Ayudada por el economista Martín Siracusa y los armadores de su espacio Juan Pablo Arenaza y Hernán Lombardi y el asesor Derek Hampton, la candidata de JxC busca que el debate se convierta en un punto de inflexión que le asegure un lugar en el balotaje.

La ex ministra de Seguridad intensificó el entrenamiento con jornadas de dos horas todos los días, durante la última semana. En su equipo creen que el debate servirá para poner a prueba la nueva estrategia discursiva en la que la candidata apunta sus cañones contra Massa, pero también contra Milei. La presidenta (licenciada) del PRO confía más en las réplicas que admite el debate que en el plan de gobierno que la candidata pueda describir. Sus colaboradores apuestan a enseñar su carácter genuino antes que las medidas.

En Santiago del Estero Schiaretti propondrá una vez más llevar el modelo de Córdoba al resto del país. El gobernador del tercer distrito electoral sabe que Milei y Bullrich concentran buena parte de la atención entre los votantes de la oposición. Por eso, en Hacemos por Nuestro País creen que el compañero de fórmula de Florencio Randazzo tiene todo por ganar. Luego de coquetear con Horacio Rodríguez Larreta antes del cierre de listas, el gobernador saliente de Córdoba reiterará un discurso antigrieta de tono federal y capitalizar el desgaste que sufre Massa por la gestión.

En la izquierda también practicaron. Bregman preparó su estrategia con el foco puesto en los posibles cruces con el resto de los candidatos y para diferenciar su perfil del resto de sus competidores. “Myriam tiene experiencia en debates anteriores, aunque este tiene un formato específico, pero también tiene espontaneidad, solvencia y la solidez de nuestras ideas y va a plantear que todos quieren pagarle al FMI, menos la candidata del Frene de Izquierda”, resumió el aspirante a diputado Christian Castillo, que participó de los ensayos. Bregman sale a pescar los votos de Juan Grabois en las PASO y de los votantes jóvenes que se inclinaron por Milei en contra del establishment, pero no comulgan con el trasfondo ideológico del libertario.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

A Milei los días se le pasan volando: a fin de mes viajaría nuevamente a Estados Unidos

Mientras el presidente Javier Milei se encuentra en...

Terribles inundaciones en el norte de Afganistán

Al menos 50 muertos y decenas de desaparecidosAl menos...

Guía del fin de semana: de Rent en el Teatro Opera a Turandot en el Colón

Además, hay estrenos imperdibles en el cine y en...