Blanca Paloma: «La victoria fue poder mandar a Eurovisión una candidatura de nuestra raíz después de tanto tiempo»

Blanca Paloma emprende un nuevo vuelo profesional tras su experiencia en el Festival de Eurovisión 2023. La artista está a punto de cerrar un ciclo de dos años y entregar el testigo como ganadora del Benidorm Fest en un momento en el que se encuentra inmersa en la preparación de su primer disco de estudio. Tres meses después de su actuación en el escenario del Liverpool Arena, YOTELE habla con Blanca Paloma sobre sus próximos proyectos musical, entre otros asuntos.

¿Qué sientes al cerrar este ciclo de dos años en el Benidorm Fest?

Creo que hasta que no entregue el testigo oficial el 3 de febrero, todavía no voy a sentir que se cierra. Nunca voy a dejar de pertenecer a esta gran familia que es Eurovisión y sus eurofans, pero es verdad se siente que comienza una transición. Después de toda esa emoción que hemos sentido todos estando allí representando a España en Eurovisión, estoy centrándome en ese primer disco que me hace tanta ilusión y que requiere, al menos en mi caso, de una introspección para poder sacar lo mejor de mí.

Muchas de las canciones ya están compuestas y ya las he cantado en directo, pero otras están en proceso y están saliendo cositas nuevas que me ilusionan. Es verdad que me sigo reconociendo en temas como ‘Plumas de nácar’, que es el primero que escribí, pero todo lo que he vivido y me ha enriquecido en esta etapa me lleva a otros lugares e incluso a sinergias que estoy teniendo en el estudio con diferentes artistas y productores. Por supuesto, José Pablo Polo va a seguir siempre a mi vera porque creo que formamos un gran equipo y lo pongo siempre en valor no sólo a él, sino también a todos los miembros de ese equipo que nos llevaron a Eurovisión.

¿Cómo fue tu encuentro con Mas

siel en la presentación del Benidorm Fest 2024 hace unas semanas?

Qué locura… (Risas) ¿Cómo lo habéis vivido vosotros? Era la primera vez que estaba con ella en persona y tiene un carisma abrumador. De hecho, he venido desde Alicante hasta Benidorm con ella y he podido conocerla más desde dentro. He comprobado que es una de esas mujeres echadas para adelante, que la música requiere mucho de eso y más en su época. Creo que fue una valiente y me alegra que se le reconozcan esos 55 años desde que ganó Eurovisión, que tiene mucho mérito.

¿Te ves como ella dentro de 55 años, sin miedo a nada y diciendo lo que te dé la gana?

Yo quiero ser libre, y quiero también respetar porque una cosa no riñe con la otra. Digo esto porque no sólo tengo un respeto profundo por la música, sino también por todas las personas y todo lo que cada uno de nosotros piense. Lo hermoso de ser tan diferentes es el mérito que tiene convivir todos y vernos en el mismo mundo ilusionados por la música. La música no se cierra, no tiene fronteras, y eso es lo que creo que en este momento tenemos que resaltar. ¿Y de mayor? Pues más Blanca Paloma. Soy libre siempre, y con respeto siempre también.

En este proyecto de introspección, ¿qué es lo que más te ha sorprendido de ti? ¿En qué genero te has visto cantando, si es que vas a ir hacia otros géneros?

Mi premisa es ser fiel a mí misma. Soy una persona que tengo facilidad para adaptarme y fluir, porque me gustan todos los géneros. Obviamente mi voz empasta mejor con unos que con otros y eso es lo fundamental, nunca voy a hacer algo que sienta que no me representa. Ya me he dado cuenta, y Eurovisión lo ha demostrado, que ir con una propuesta personal y con la que te sientas identificada es garantía de no defraudarte. Cuando pase el tiempo y vea mi actuación, podré decir: ‘Fui con mi canción, me siento orgullosa de lo que hice y de su calidad’. Y eso es por lo que voy a apostar en mi disco. En cuanto a los géneros, la música electrónica va a seguir estando presente de la mano de José Pablo Polo, y las personas con las que estoy haciendo sinergia creo que van a aportar también soniquete. Es gente con la que me quiero implicar y ver qué sale. En este laboratorio creativo en el que estoy, quizás no esté preparada para incluirlo en el primer disco, pero están saliendo cositas con las que me estoy divirtiendo y me estoy atreviendo a escribir letras nuevas.

¿Os habéis puesto fechas límite?

Los límites son muy importantes, porque si no la cosa se puede ir dilatando, pero, para ser realista, el disco saldrá el año que viene. Igualmente, antes de que acabe 2023 saldrá single o singles, así que no voy a estar en un barbecho muy largo porque también me apetece seguir conectando con la gente y sacar cosas nuevas mantiene la chispa prendida. También el directo a mí me alimenta muchísimo, pero en el estudio se pasa muy bien también.

En esa búsqueda de cosas nuevas, ¿es difícil no dejarse tentar por los ritmos que parece que más venden ahora como los latinos o reggaetoneros? O no sé, a lo mejor se puede y no es algo descabellado…

¿Descabellado? No tiene por qué. Hay muchos precursores en estos géneros que han demostrado que se puede hacer todo género con calidad, y, bueno, ¿por qué no? Es verdad que no es la música que más he escuchado y quizás en futuros proyectos puedo entrar más de lleno. En este disco he querido trabajar en las canciones que ya tenía compuestas, que están inspiradas en la música de raíz, y quizás todavía no encuentro la manera de que otras estén perfectamente empastadas aquí. Pero tengo plazo para estar en ese ‘laboratorio’ y no me cierro. Respeto todas las músicas y creo que me puedo divertir mucho.

Hablabas de ver tu actuación dentro de unos años y poder sentirte orgullosa. ¿Has vuelto a verla después de Eurovisión, o has cerrado completamente esa etapa?

Es una etapa que me va a acompañar siempre, porque confío en mis pichones y sé que vais a acompañarme. No tengo miedo de volver a ver la actuación y no la he visto precisamente porque me quedé muy tranquila. Cuando me la ponen en las pantallas sí la veo. La verdad que estoy muy orgullosa de haber llevado una propuesta arriesgada. También doy la enhorabuena a todos los que la apoyasteis, porque los valientes sois vosotros. Yo simplemente presenté la canción al Benidorm Fest sin ninguna expectativa y ganar fue una sorpresa para todos. Cuando salió el tema quizás no lo imaginabamos. Creo que lo hemos construido entre todos. Ojalá sigáis creyendo en propuestas diferentes y se elija lo que se elija, que la ‘marca España’ se asocie a la calidad.

¿Crees que la Blanca Paloma del futuro seguirá defendiendo el proyecto de Eurovisión, o habrá un cierto rechazo? Porque ha pasado con algunos artistas que han participado…

He intentado transmitir a la gente que la victoria se puede interpretar de muchas maneras, y para mí la victoria ha sido poder mandar después de tanto tiempo una candidatura de nuestra raíz. Eso es un éxito. Que toda la gente haya confiado en un tema así para mí es un éxito, ¡y a saber dentro de cuántos años vuelve a llevarse! No hablo sólo de música flolórica o flamenca. Es que en España hay tanta diversidad que lo bonito sería poder mostrar un poquito de todo eso. Igualmente, entiendo que Eurovisión es un concurso y es un reflejo de la sociedad y sus músicas.

No siento que me penalice la posición en la que quedé porque mi carrera está por empezar. Esta ha sido una gran ventana, la gente ya me conoce aquí y también fuera, recibo muchos mensajes de apoyo y para mí esto es esperanzador que haya gente fuera que quiera descubrir este género. Cuando pasen los años voy a seguir sintiéndome muy orgullosa de lo que hemos hecho. Lo que les digo a los que se van a presentar al Benidorm Fest es que ganen o no, es una oportunidad de mostrar tu verdad. Por eso, lo que presentes tiene que ser algo muy tuyo y muy auténtico, porque si no se ven las costuras.

Ya has inaugurado tu placa en el Mirador de la música de Benidorm. ¿Qué mas homenajes te han hecho en tu pueblo?

Mi pueblo se volvió loco. Hubo pantallas por todos los lados. Cuando volví de Liverpool todo el mundo había mantenido los mantoncillos de los balcones, las fotos… Me he sentido muy acogida. Mi pueblo entendió muy bien que ya era la ganadora antes de ir a Eurovisión, y cuando volví también por haber hecho la actuación que hicimos. No fui al festival buscando reconocimientos. No iba esperando rotondas. Fui a dar lo mejor de mí y los siguientes capítulos todavía están por llegar. Pido sólo un poco de paciencia y yo seguiré investigando los caminos que me gustan y los que estoy descubriendo.

Si TVE te propusiera presentar el Benidorm Fest, ¿aceptarías?

La verdad es que no me lo había imaginado. Bueno, es una manera de seguir formando parte. Bueno, si eso llegara a pasar le daría una vuelta igual que cuando me llamaron para participar en el primer Benidorm Fest. Yo no tenía ningún vínculo entonces con la televisión y luego fíjate, he hecho de la televisión una aliada que ha servido de plataforma para mostrar lo que tenía, y creo que todo suma. ¿Presentar? No sé. Nunca he presentado nada, pero no digo no. Antes de eso me gustaría haber dejado ya muy encaminado mi proyecto. Ahora mi prioridad es esa, y en el futuro no descarto.

¿Y te volverías a presentar como candidata?

Volverse a presentar… ¿por qué no? Ha sido una muy buena experiencia, incluso Eurovisión. Sigo dándole al inglés, así que espero que cuando vuelva ser una ‘master’ del inglés para poder expresarme con todas mis palabras. Al margen de la actuación, Eurovisión es un mundo en el que quieres conocer al artista, saber quién es, cuál es su universo, y es verdad que yo tenía ciertos límites con el idioma. Ha sido toda una experiencia hacerme entender y si volviera intentaría estar todavía más preparada. Y lo mismo, la posición en la que quedara en el Benidorm Fest para mí no sería significativa porque la experiencia en sí para mí ya ha sido enriquecedora.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas