El dólar maíz complicó la provisión de bioetanol que otorga más octanaje a la nafta

Es por el aumento en el valor del grano de donde se obtiene ese biocombustible. Afirman que el abastecimiento se está normalizando tras una doble actualización del precio. ¿Cuál es la incidencia en el costo de la nafta?

 Cuando los biocombustibles ingresaron en forma de mezcla con las naftas, arrancó una tensión con las petroleras que aún permanece. Estuvieron y están obligadas a ceder una parte del surtidor a estos combustibles verdes, ley mediante. Todo sea por la sostenibilidad y el combate al cambio climático.

Pero entre los biocombustibles hay dos industrias que van por carriles separados. Un caso es el de biodiesel que proviene de la soja y se mezcla con el gasoil. Aquí,del lado de algunas petroleras con YPF a la cabeza, se ha tratado de dinamitar esa mezcla con diversos argumentos y hacen caso omiso a las reglas que exigen un porcentaje mínimo del 5%..

Bien distinto es lo que sucede con el bioetanol, que proviene del maíz o de la caña de azúcar y tiene una singularidad: provee un mayor octanaje a las naftas, sinónimo de motores sin explosiones y mejor funcionamiento.

En este caso la mezcla es incluso mayor en muchos casos al 12% que establece la norma y hasta tiene fórmula de precio reglamentada. Pero con el dólar maíz que llevó el tipo de cambio a los $ 340 solo en el caso del que se exporta, las cosas comenzaron a complicarse. La primera semana de vigencia, el bioetanol faltó en la que fue una presión para que se ajustara el precio.

Los principales productores del que se elabora a partir del maíz, la cooperativa ACA Bio y la sociedad de Bunge con AGD y otros más pequeños retacearon los envíos. De las expendedoras, Shell sufrió la falta de abastecimiento en muchas de sus estaciones en el interior.

Así, la secretaría de Energía apuró un aumento de 4,43% en el precio del litro de bioetanol, tanto para los elaborados a base de maíz como los de caña de azúcar donde tallan los ingenios La Florida de la familia Rocchia Ferro, Seaboard de capitales de Estados Unidos y Ledesma de la familia Blaquier.

Pero el 4,43% pareció insuficiente y enseguida se supo que vendría otra suba de 15,2 por ciento. El precio del bioetanol pasó a $ 199,059 por litro, desde los $ 172,75.

De acuerdo con Claudio Molina, consultor de Bionergía, la incidencia en el costo de la nafta es de apenas 1,5%. Molina apunta que hay maíz para la elaboración de este biocombustible tan requerido. La mezcla apenas absorbe el 5% de la magra cosecha por culpa de la sequía histórica.

El experto vuelve sobre lo que ocurre con el biodiesel que de utilizarse como corresponde hubiese evitado la crisis que se desató en 2022 por la falta de gasoil, una merma que este año no se sintió por la notable disminución de viajes en camión a raíz de la seca.

Algunas petroleras cumplen con el cupo. Lo curioso, de acuerdo a Molina, es que YPF no lo hace. “No ve como necesario al biodiesel en la transición energética del transporte y busca producir ella misma el Green Diesel, en base a otro proceso”, señaló a Clarín.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas