El negocio de la casa propia: son adjudicados, reciben la vivienda y luego las venden

El Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV), registró en el último tiempo 40 casos de adjudicatarios que utilizaban los complejos habitacionales que se le entregaban para vender o alquilarlos y , de ese modo, obtener beneficios económicos. 

Según pudo conocer Diario Chaco, existen en la actualidad 5000 viviendas en proceso de regularización por estos tipos de casos, entre los que «se registran con frecuencia. Hay mucha gente que no tiene la expectativa de ir a determinados barrios», contó Diego Arevalo, presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV). «Te termina afectando la llave y después no va», remarcó. 

EL PROCESO PARA ASIGNAR UNA CASA

Los interesados que no tienen un techo a su nombre se inscriben bajo una declaración jurada donde aseguran que tienen una necesidad habitacional. En el momento en que salen sorteados y se les entrega el inmueble, se les da un acta donde se comprometen a habitar, pagar una cuota y no alquilarla.

Luego de un tiempo, se corrobora si efectivamente el nuevo dueño del inmueble habita ese techo a través de los vecinos, quienes «son testigos de que no hay indicio de habitabilidad», además de visitas periódicas al lugar. En caso de continuas negativas, el Estado ingresa y toma nuevamente posesión de la vivienda.

«MUCHOS LA PONEN EN VENTA» 

El presidente del IPDUV indicó que «muchos la ponen en venta: figuran en market place, Facebook y todo los demás». Frente a este proceso de irregularidad, el funcionario reconoció que los procedimientos administrativos y judiciales para resolver la situación tienen mucha complejidad. 

Según lo que pudo saber este medio, otra de las maneras a través de las que negocian y generan ganancias los adjudicatarios es alquilando. Ante la eventualidad de que las autoridades detecten esta situación, toman los datos de la persona que vive en el lugar y «regularizan» la situación al darle la opción de que sea un adjudicatario en caso de que esta no tenga un techo.

El caso de la venta del inmueble resulta un poco diferente del anterior, ya que las consecuencias son de otro tipo. Cuando alguien no es adjudicatario y le paga a un tercero para tener la casa, se inicia un proceso de cambio de titularidad.

MÁS DE 5000 VIVIENDAS IRREGULARES

 «El que pagó mal paga dos veces, le habrá pagado al adjudicatario, pero ahora tiene que pagarle al Instituto el valor total de la vivienda», indicó Diego Arévalo, titular de IPDUV. 

Desde 1990 hasta la actualidad, existen más de 5000 casos de viviendas a nivel provincial que se encuentran sin regularizar. El procurador general de la Provincia, Jorge Canteros, indicó a este medio que no existen denuncias respecto a este tipo de hechos, aunque aclaró que no por eso los casos no existan. 

COMENTÁ EN FACEBOOK: HACÉ CLICK ACÁ 

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Caso Loan Peña:sigue la búsqueda del niño de 5 años

Loan Peña, un niño de cinco años de la...

Hito científico: el INTA dio un paso clave para combatir a la chicharrita del maíz

El organismo logró secuenciar el genoma de la plaga...