El Banco Central lanza hoy incentivo para que las cerealeras anticipen US$ 1.000 millones

En la búsqueda desesperada por captar dólares, el Banco Central lanzará hoy un incentivo para que las cerealeras anticipen exportaciones por al menos US$ 1.000 millones en los próximos días. La medida anunciada a principios de agosto es parte del esquema previsto por Sergio Massa para acelerar el ingreso de divisas y frenar la caída…

el-banco-central-lanza-hoy-incentivo-para-que-las-cerealeras-anticipen-us$-1.000-millones

En la búsqueda desesperada por captar dólares, el Banco Central lanzará hoy un incentivo para que las cerealeras anticipen exportaciones por al menos US$ 1.000 millones en los próximos días. La medida anunciada a principios de agosto es parte del esquema previsto por Sergio Massa para acelerar el ingreso de divisas y frenar la caída de reservas.

La expectativa es que las cerealeras depositen los dólares en los bancos en cuentas especiales para anticipos y prefinanciación de exportaciones. El incentivo será el “spread” o rendimiento que se les pagará por encima de la tasa por tomar créditos en el exterior, en torno al 2,3% en dólares. La tasa se fijará en la licitación de letras en dólares (NODO) que se realizará este miércoles.

La idea es que los bancos compren los títulos de deuda y a cambio engrosen las reservas brutas del Central con los fondos en dólares de los exportadores. Fuentes oficiales confirmaron a Clarín que el Banco Central realizará este martes el llamado a la subasta de letras, que solo podrán ser suscriptas por entidades financieras.

Según la normativa, del llamado a la suscripción, solo podrán participar las entidades financieras del “grupo A” (Banco Galicia, Banco Nación, Banco Provincia, ICBC, Citibank BBVA Francés, Banco de Córdoba, Supervielle, Ciudad, Patagonia, Hipotecario, San Juan, Santander, HSBC, Credicoop, Itau, Macro, Nuevo Banco de Santa Fe).

Para tentar a las cerealeras, el Banco Central amplió el plazo para ingresar y liquidar los dólares por anticipos y prefinanciación de exportaciones. La comunicación 7570 prevé que las firmas que liquidaron más de US$ 100 millones en el año tienen hasta 180 días, sin necesidad de liquidarlos, cuando antes debían hacerlo en un plazo de 5 días al cambio oficial, hoy de $ 135.

En simultaneo, la entidad encabezada por Miguel Pesce lanzó las Notas Internas del BCRA en dólares estadounidenses liquidables en esa moneda (NODO), también por un plazo de 180 días, según consta en la comunicación 7574 publicada el 5 de agosto pasado.

La idea era que las letras se licitaran la semana pasada, pero se demoró por tironeos con las cerealeras y los bancos, como anticipó Clarín. Pese a los estímulos ofrecidos, los exportadores se quejaron por supuestas trabas y la exigencia de presentar declaraciones juradas, mientras los banqueros se mostraron poco interesados por la elevada “exposición” al riesgo público.

“El Gobierno busca financiamiento de afuera, las cerealeras lo traen a los bancos y lo dejan en depósitos, y el banco se queda con un título y deposita los fondos en el Central. Al banco no le sirve, podrían haberle vendido directamente la letra a las cerealeras, pero nos metieron en el medio, no veo una afluencia monstruosa de clientes”, señalaron en un banco.

Con la premisa de no recurrir a una devaluación o un desdoblamiento cambiario, Massa y su equipo impulsaron esta medida para destrabar la liquidación de divisas. Fue tras el fracaso del dólar soja creado durante la breve gestión de Silvina Batakis para que los productores vendan los granos que retienen a la espera de una mejora en el tipo de cambio, ante una brecha cambiaria superior al 100%.

El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, se reunirá este martes con la Mesa de Enlace, luego del encuentro mantenido el viernes pasado. Si bien no se tocarán las retenciones, se analizará una mejora del dólar soja. El régimen permite depositar el 70% de los pesos de las ventas en una cuenta que ajusta por el dólar oficial, y el 30% restante a comprar divisas al “dólar ahorro”, lo que después de retenciones e impuestos representa un dólar de $ 110.

Bahillo reconoció días atrás el fracaso de la medida al señalar que “no ha habido mucha liquidación con este sistema”. “La herramienta no está teniendo muchas liquidaciones y por eso los productores plantearon que no es de fácil acceso, es burocrática”, afirmó. 

Por otra parte, se analizará hoy el cupo a las exportaciones de carne, el faltante de gasoil, el encarecimiento de los fertilizantes y la situación de las economías regionales.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA