El Banco Central emitió $ 285.000 millones en el año, casi la mitad del tope acordado con el FMI

El Banco Central le giró $ 83.000 millones al Tesoro, el segundo envío en tan solo 10 días. La entidad que encabeza Miguel Ángel Pesce le transfirió los fondos el viernes pasado, después de las dificultades experimentadas en abril por el Ministerio de Economía para renovar los vencimientos de deuda en pesos, hoy la principal…

el-banco-central-emitio-$-285.000-millones-en-el-ano,-casi-la-mitad-del-tope-acordado-con-el-fmi

El Banco Central le giró $ 83.000 millones al Tesoro, el segundo envío en tan solo 10 días. La entidad que encabeza Miguel Ángel Pesce le transfirió los fondos el viernes pasado, después de las dificultades experimentadas en abril por el Ministerio de Economía para renovar los vencimientos de deuda en pesos, hoy la principal fuente para financiar el rojo en las cuentas públicas.

El dato se conoció previo a la difusión de la inflación de abril del 6%, un nivel apenas por debajo del 6,7% de marzo y que en términos interanuales llegó al 58%, el nivel más alto en 30 años. El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció el miércoles por la noche que hay que “bajar la emisión”, desafiando a Cristina Kirchner, quien negó que la inflación fuera por la “maquinita”.

El adelanto transitorio de fondos coincidió con las mayores exigencias en materia fiscal. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el déficit primario saltó en abril casi un 500% interanual por el aumento del gasto por encima de la recaudación, impulsado por los subsidios energéticos, la obra pública, las transferencias a provincias y las prestaciones sociales.

Hubo otro adelanto transitorio el 6/5 ($ 80.000 M). La dinámica de la presión fiscal sobre el BCRA cambió drásticamente a partir de abril. En lo que va de mayo el Tesoro tuvo efecto expansivo por $ 150.000 M. Y en lo que va del año ya es expansivo por $ 91.725 M pic.twitter.com/eT7331qfPD

— Gabriel Caamaño (@GabCaamano) May 11, 2022

​De esa manera, la asistencia del BCRA acumuló en el año $ 285.000 millones, casi la mitad de la pauta del 1% acordada con el FMI para el 2022 (unos $ 700.000 millones). Si bien el Central todavía tiene margen para cumplirla, los analistas creen que podría sobrepasarla en el último trimestre, cuando crecen con fuerza las erogaciones.

“Se está poniendo muy complejo cumplir la meta de emisión hacia fin de año. Más de la estacionalidad de los ingresos por retenciones, el Gobierno tiene que mantener la recaudación muy por encima de la inflación porque el impuesto a las rentas extraordinarias esta muy demorado y entonces cuesta más compensar el aumento de gasto”, señaló el economista Jorge Neyro.

Para financiar sus necesidades, el Estado recurre a la recaudación, la colocación de deuda o la emisión monetaria. Esta última fuente financiera recobró impulso en abril, un mes en el que los ingresos crecieron por debajo de la inflación por menores cantidades exportadas y en el que la toma de deuda con bonos cubrió solo un 90% de los pagos. 

Venimos de un mes de bajo refinanciamiento (porque finanzas apostó a reducir CER y ofrecer más nominal, apuesta que no salió bien pero que pudieron hacer por el colchón que dejó el primer trimestre). La emisión de estos últimos días se entiende en este contexto. Todavía tienen margen todavía para emitir de acá a fin de junio”, dijo Juan Pablo Albornoz, de Ecolatina.

Después del pésimo dato de inflación, la licitación de deuda del próximo jueves será clave para testear al mercado en un mes con vencimientos por $ 879.000 millones, los mayores del año. También, los proyectos del kirchnerismo y Sergio Massa para aliviar los ingresos. Sin el avance del impuesto a la renta inesperada, serán otro desafío a la caja que monitorean Guzmán y el FMI.

SN

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA