De la opción gasolera a la premium: ¿cuánto cuesta pasar un día en la playa?

“Helado, palito bombón heladooooo”, “Chuuuuurros, churros”, “Hay choclo, choclo, choclo”. Melisa, que viene de Mercedes, descansa a la sombra en Playa Grande, junto a su hija, su hermana y su sobrina. Las nenas miran pasar a los vendedores ambulantes y quieren todo. La comida y el resto: ofrecen pulseritas y tobilleras, tatuajes de henna, libros,…

de-la-opcion-gasolera-a-la-premium:-¿cuanto-cuesta-pasar-un-dia-en-la-playa?

“Helado, palito bombón heladooooo”, “Chuuuuurros, churros”, “Hay choclo, choclo, choclo”. Melisa, que viene de Mercedes, descansa a la sombra en Playa Grande, junto a su hija, su hermana y su sobrina. Las nenas miran pasar a los vendedores ambulantes y quieren todo. La comida y el resto: ofrecen pulseritas y tobilleras, tatuajes de henna, libros, tejo, palas y balde, tablas de barrenar. Sobre ese tramo de arena en menos de 10 minutos reciben estímulos para comprarse desde un pirulín hasta un sombrero.

La pregunta que surge es ¿cuánto sale venir a la playa? ¿cuánto hay que calcular en gastos para disfrutar de un día frente al mar?

Mar del Plata se caracteriza por tener variedad de opciones. Se puede veranear gasolero o hacer una experiencia premium.

La decisión más importante, que se va a sentir en el presupuesto, es ¿carpa, sí o no? El alquiler de una carpa por día en San Sebastián, en la zona de La Perla, cuesta $ 6.000 y la sombrilla, $ 5.500. Incluye acceso a una pileta, a una cancha de voley y la posibilidad de participar en actividades recreativas.

Melisa y su familia en Playa Grande. Foto Marcelo Carroll

En Playa Varese, el balneario Bahía Varese alquila carpas por $ 6.500 (con capacidad para 6 personas). La sombrilla está $ 5.500 (para cinco). En Playa Grande, por $ 500 más se puede pasar el día en Prius, que tiene a $ 7.000 las carpas y a  $6.000 las sombrillas. En balnearios como La Reina Club la carpa se va a $ 9.000 (solo en efectivo) y las sombrillas a $7.000.

Para su primer día de playa, Florencia y Germán, que son de La Plata, optaron por alquilar una sombrilla en Playa Grande. “Pagamos $ 7.000, nos trajimos una tortilla que sobró de anoche para el almuerzo y acabo de comprar en el kiosco del parador un agua y una ensalada, gasté $ 1.200”, detalla Florencia.

Vinieron con mate y planean comprar para la tarde unos churros (si los buscan por Manolo, está a $ 600 la docena) y tomar café (cuesta $ 500, los dos). Germán quiere hacer surf: en esa zona, la clase grupal de una hora y media sale $ 1.500 y la personalizada $ 3.000. Hasta acá, calculando que se comen media docena de churros y que Germán elige la clase de surf grupal, van a gastar $ 10.500.

Si cambiaran el café por una cerveza o unos tragos a la tarde, tendrían promociones en happy hour por $ 300 cada pinta o un gin tonic a $ 450. Si en lugar de comer la tortilla y la ensalada, decidieran sentarse a almorzar en Quba, con vista a la misma playa, podrían probar la pesca del día por $ 1.250 cada uno, una entraña a $ 1.800, un plato vegetariano por $ 890 o unas rabas a $ 980. En promedio y con bebida, gastarían $ 1.700 por persona. Entonces, en lugar de $ 10.500, les saldría $ 12.700 el día de playa para dos.

Florencia y Germán alquilaron una sombrilla en Playa Grande. Foto Marcelo Carroll

La experiencia premium para una familia de cuatro, con carpa ($ 9.000), almuerzo en restaurant ($ 1.700 cada uno), clase de surf ($ 3.000, grupal y para dos de los cuatro) y un trago o licuado a la tarde ($ 350 promedio por persona), cuesta cerca de $20.000.

Sin embargo, Florencia y su hija Lía, que vienen de Capital y Olivos y veranean junto a otros familiares en Mar del Plata, gastan mucho menos al día y también disfrutan de Playa Grande.

Están en la zona de la playa pública y llegaron con equipo completo. “Venimos con sombrillas, reposeras y con la tabla de barrenar. Hoy traje ensalada y frutas del departamento”, le cuenta a Clarín. Seguramente, completen el almuerzo con un choclo ($ 250), un pancho ($ 250) o un sandwich del kiosco de la playa ($ 400).

Florencia y Lía veranean en familia en Playa Grande. Foto Marcelo Carroll

“Las bebidas y los helados están $ 200”, aporta una de las sobrinas de Lía, que dice que ya compró estos días y que por eso sabe. Florencia suma a la cuenta el café: “El cafetero pasa a la tarde, sale $ 180. También tenemos mate. Podríamos agregar otros $ 300 en medialunas”.

El cálculo de gasto familiar para cuatro si se sigue una rutina como la de Florencia y Lía es de $ 4.000. Salvo que se vean tentadas por los juegos que ofrece Cristian en su puesto móvil: hay pelota de goma por $ 500, pelota-paleta por $ 600, tejo por $ 900, balde y pala entre $ 500 y $ 2.000, según tamaño y diseño.

También tiene sombrillas: “$ 1.500 para alquilar por día y entre $ 2.500 y $ 4.500 para comprar”. A unos metros de ahí, ofrecen reposeras por el día a $ 200 cada una. Es decir que el gasto diario familiar asciende a $ 6.300 si necesitan sombra y evitar sentarse en la arena.

Cristian vende juegos de playa: pelota, tejo, baldes y palas. Foto Marcelo Carroll

En la zona de Varese, hay tartas y sandwiches por $ 400 y licuados por $ 350. Con una gaseosa y agua para el mate, el gasto promedio es de $ 900 por persona o $ 3.600 por familia. Con carpa se va a poco más de $ 10.000.

En La Perla podés conseguir un pancho por $ 200, un choripán con papas a $ 320 o un sandwich por $ 350, el licuado chico está $ 180, con un waffle sale $ 300, el licuado grande está $ 250. El gasto diario, solo contando la comida, puede ser de $ 600 por persona o $ 2.400 por familia. Con la carpa se va a $ 8.400.

En Playa Grande la clase grupal de una hora y media sale $ 1.500 y la personalizada $ 3.000. Foto Marcelo Carroll

Lorena acaba de alquilar una carpa por el día en La Perla. “Me salió $ 6.000, es solo por hoy porque está hermoso el clima y queremos aprovechar para quedarnos en la playa”, cuenta la mujer que vive en Almagro y veranea con su hermano y sus dos hijos de 6 y 9 años. Y agrega: “Intento compensar. Si alquilamos carpa después cenamos en el departamento. Y cuando pasamos un día de playa sin tantos gastos, a la noche vamos a algún restaurante”.

Mar del Plata. Enviada especial

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA