Una adolescente denunció el intento de secuestro de su hija, pero era mentira

Este jueves a las 8, personal de la División Investigaciones de Sáenz Peña tomó conocimiento sobre el supuesto caso de una adolescente, que habría sufrido un intento de secuestro en compañía de su hija, menor de un año, por personas desconocidas que se trasladaban en una camioneta tipo trafic, blanca. La joven de 16 años…

una-adolescente-denuncio-el-intento-de-secuestro-de-su-hija,-pero-era-mentira

Este jueves a las 8, personal de la División Investigaciones de Sáenz Peña tomó conocimiento sobre el supuesto caso de una adolescente, que habría sufrido un intento de secuestro en compañía de su hija, menor de un año, por personas desconocidas que se trasladaban en una camioneta tipo trafic, blanca.

La joven de 16 años dio a conocer que se encontraba caminando por la calle 39 y 44 del barrio San Martín de Sáenz Peña, llevando consigo en sus brazos a su hija, menor de un año, cuando escuchó que se aproximaba un vehículo. Allí, observó que se trataba de un vehículo tipo trafic, modelo furgón, blanca, desconociendo la patente, en buenas condiciones, notando además que el parabrisas estaba dañado.

El escrito indicaba que, en forma sorpresiva, este rodado se detuvo en el lugar, del cual descendió un hombre de contextura física robusta, morocho, cabello corto oscuro, remera azul, pantalón de jean azul, con barbijo descartable celeste. El mismo le dijo: “Dame tu hija, dame tu hija”, notando el tono característico porteño. El individuo abrazó a su hija para quitársela del brazo, comenzando un forcejeo y gritos de pedido de auxilio, no logrando su cometido, para luego darse a la fuga.

Los efectivos realizaron un relevamiento de cámaras de seguridad del lugar, no visualizando algún rodado de similares características circular por la zona, conforme lo mencionado por la menor de edad.

Posteriormente, en diálogo con ella sobre lo acontecido y narrado anteriormente, la joven comenzó a mostrarse nerviosa y luego se largó a llorar, dado que sus respuestas a varias preguntas relacionadas al hecho fueron desacertadas y erróneas. En un momento dado, se quebró y confirmó la falsedad de la noticia, asumiendo que tiene problemas de pareja con una persona mayor y padre de su hija, queriéndose retirar del domicilio donde residiría.

Se dio intervención al fiscal en turno, a la Unidad de Protección Integral y médico policial en turno, diagnosticando que la adolescente y su pequeña no presentaban lesiones físicas visibles recientemente.