Sin Cristóbal López, Casino Club sigue creciendo: se queda con las salas de juego de Puerto Iguazú

Casino Club, por mucho tiempo la empresa insignia de Cristóbal López, se quedó con el manejo del casino y la totalidad de las salas de juego de las localidades de Puerto Iguazú y Wanda.La operación, cuyo monto no se dio a conocer, la concretó City Center Iguazú, la marca comercial de Casino Club, empresa que ya…

sin-cristobal-lopez,-casino-club-sigue-creciendo:-se-queda-con-las-salas-de-juego-de-puerto-iguazu

Casino Club, por mucho tiempo la empresa insignia de Cristóbal López, se quedó con el manejo del casino y la totalidad de las salas de juego de las localidades de Puerto Iguazú y Wanda.

La operación, cuyo monto no se dio a conocer, la concretó City Center Iguazú, la marca comercial de Casino Club, empresa que ya tenía la concesión del casino y siete salas de máquinas tragamonedas en la ciudad de Posadas.

Si bien en su momento, Cristóbal López anunció la cesión de su participación accionaria en Casino Club a Ricardo Benedicto, fuentes vinculadas al juego aseguraron que detrás de la operación estaría el empresario kirchnerista, que conoce como pocos el negocio de las apuestas en Misiones, donde desembarcó a fines de los 90 con su primera sala de máquinas tragamonedas. Incluso algunos aseguraron haber visto a López recorriendo las instalaciones del Hotel Casino Iguazú antes de que se diera a conocer la operación.

Casino Club pasará a operar desde el 1º de diciembre el Casino de Iguazú, ubicado, sobre la ruta nacional 12, en el acceso al puente internacional “Tancredo Neves” y las salas del Hotel Panoramic, Café Central y la que funciona en la localidad de Wanda, conocida por sus minas de piedras semipreciosas.

La casa de juegos que adquirió Casino Club es emblemática, funciona desde 1994 y sus anteriores propietarios invirtieron 4 millones de dólares en refacciones apenas unos meses antes del inicio de la pandemia de coronavirus que secó de turistas y apostadores a la Ciudad de las Cataratas.

El Hotel Casino Iguazú tenía como principales clientes a brasileños que llegaban desde distintos lugares por vía terrestre y aérea para apostar fuertes sumas de dinero en los juegos de mesa.

Además, la firma se quedó con 200 máquinas slots con premios progresivos, 10 terminales de ruleta y un exclusivo salón para torneos de poker. La oferta para los apostadores se completa con 34 mesas de ruleta, black jack, punto y banca, póker y dados.

La casa de juegos había sido concesionada en 1994. Desde entonces pasó por manos de empresas norteamericanas e inglesas. Fueron sus dueños Stephen Winnieg, zar del juego en Las Vegas; el grupo estadounidense Ogden y anteriormente fue de Charles Lewis, propietario del Hard Rock Café.

La firma Hotel Casino Iguazú decidió no desprenderse del hotel ubicado junto al salón de apuestas. Se trata del Iguazú Grand Resort Hotel, donde habitualmente se alojan los grandes apostadores que llegan para jugar al póker y así alzarse con premios similares a los que abonan los principales centros de juegos del mundo.

La firma Casino Club se fundó en 1992 y cuenta con más de 2.000 empleados en los cerca de 30 casinos y salas de máquinas tragamonedas que opera en diferentes lugares del país, principalmente en el sur.

La concesión de las salas de juego y casinos de Misiones está a cargo del Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la provincia, que no dio detalles de la operación. Dos meses antes ese organismo había clausurado todas las salas de juego de Iguazú “por irregularidades graves en las obligaciones del permisionario en el marco del contrato de permiso de explotación y respecto del protocolo Covid homologado”, lo cual fue negado por la empresa.

Misiones fue una de las primeras provincias en reactivar casinos y salas de apuestas electrónicas, en septiembre del año pasado. Actualmente los casinos operan casi sin restricciones horarias ni cupos.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA