Las empresas exportadoras pagan sueldos 30% más altos que las que solo venden al mercado local

Los salarios en las empresas exportadoras son casi 30% más altos que los de las compañías que solo venden en el mercado local, según un informe elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) del Ministerio de Desarrollo Productivo.Las razones por las que los sueldos son mejores en las empresas exportadoras se…

las-empresas-exportadoras-pagan-sueldos-30%-mas-altos-que-las-que-solo-venden-al-mercado-local

Los salarios en las empresas exportadoras son casi 30% más altos que los de las compañías que solo venden en el mercado local, según un informe elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Las razones por las que los sueldos son mejores en las empresas exportadoras se vinculan con la mayor productividad que tienen estas compañías, lo que les permite competir y ganar mercados. Aproximadamente 1,8 millones de trabajadores formales se desempeñan en firmas exportadoras.

Los indicadores brutos muestran que, en promedio, las firmas exportadoras pagan salarios 125% más altos que el resto de las compañías. Pero estos números están distorsionados porque al englobar a todo tipo de sectores comparan rubros netamente exportadores, como la minería, contra otros volcados al mercado interno, como la construcción.

Por eso, el CEP XXI busca  establecer cuál es el plus real de las exportadoras. Para llegar a este porcentaje aíslan de la ecuación factores como el tamaño de la firma, el sector en el que se desempeñan, la escala y las ventajas tecnológicas, y concluyen que los salarios promedio están 29,8% por encima de las compañías que solo venden en el mercado interno.

Esto implica que si se tomaran a dos personas del mismo género, la misma edad, que trabajan en el mismo sector, en una empresa de mismo tamaño y en la misma provincia, y una trabaja en una firma exportadora y otra en una no exportadora, la que se desempeña en la empresa exportadora tendría un salario 30% mayor que la que está empleada en una compañía que solo abastece al mercado local.

La puja exportadora

Los datos que difundió Desarrollo Productivo son una carta a favor de ampliar las exportaciones, que este año crecieron 39% tras el derrumbe del 2020 por la pandemia, empujadas por el alto volumen de la cosecha y los precios destacados de la soja. Y llegan en momentos en los que desde la Secretaría de Comercio Interior que dirige Roberto Feletti vuelven a levantar las banderas de subir retenciones o aplicar restricciones sobre el mercado externo porque la prioridad es “cuidar la mesa de los argentinos“.

La posición del ministro Matías Kulfas es otra y pese a la falta de políticas globales para promover las exportaciones y el efecto negativo del cepo cambiario y las retenciones, busca incentivarlas, especialmente entre las pymes.

Las pequeñas empresas son mayoría en el esquema productivo -representan más del 95% del total de las firmas- y su participación en las exportaciones también es alta: roza el 75% del total de las firmas que comercian con otros países.

Sin embargo, las exportaciones de las pymes son inestables: solo una de cada 50 que logra hacerlo mantiene la regularidad, según datos de CAME. ​Además, cuando se mide el volumen -en lo que va de este año las exportaciones suman US$65.000 millones-, las pequeñas y medianas empresas representan solo el 10% del total.

En los últimos días el Gobierno tomó algunas medidas para alentar las exportaciones de las pymes. La semana pasada eliminó las retenciones para las pymes que exportan hasta US$ 600.000 al año. Y el martes pasado Kulfas y el canciller Santiago Cafiero se reunieron con 50 pymes exportadoras para buscar promover las ventas del sector. ​

​En esa línea, a través de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa (Sepyme), el ministerio ofrece líneas de financiamiento por 2.500 millones de pesos y 45 millones de dólares destinadas a acompañar e impulsar los planes exportadores pyme.

​El titular de la Sepyme, Guillermo Merediz, destacó que “la inserción internacional de las pymes exportadoras dinámicas tiene un impacto muy importante en materia de productividad, en la calidad del empleo y en el nivel de los salarios. En los últimos 5 años, han empleado cinco veces más personas y han pagado el 20% más que el salario promedio del total del segmento de pymes de Argentina”.

Pese que hay sectores del Gobierno que alimentan la confrontación entre apostar al sector externo o vivir con lo nuestro, desde el CEP XXI reivindican el rol de las exportaciones. El informe puntualiza que “el crecimiento de las exportaciones es condición necesaria para aliviar los recurrentes problemas de balance de pagos que la economía argentina ha enfrentado de manera casi continua a lo largo de las últimas cinco décadas”.

Y agrega que exportar más también es beneficioso para “incrementar los salarios de las y los trabajadores que se desempeñan en firmas exportadoras, paso fundamental en la reducción de la pobreza y las privaciones sociales en Argentina”.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA