El titular de la Administración Provincial del Agua (APA) Daniel Pegoraro constató el avance de la obra de saneamiento sobre el cauce del riacho Arazá en Barranqueras. Esta obra, que beneficia directamente al Área Metropolitana del Gran Resistencia (AMGR), comprende el tramo desde la avenida España hasta la avenida Mosconi.

El objetivo de la obra, que demanda una inversión de seis millones de pesos, es mejorar el funcionamiento de los desagües del AMGR. Hasta la actualidad, el organismo provincial avanzó en 1.200 metros de los 2.500 previstos.

Los trabajos iniciados hace tres semanas, consisten en la remoción de vegetación acuática y objetos que impiden el correcto escurrimiento del agua. Así, una vez finalizada garantizará la correcta conducción de los excesos hídricos provocados por las precipitaciones hasta el punto de descarga del riacho en la Obra de Control Soberanía.