Quién es Hugo Donato, el nuevo DT de Banfield que tiene a su hijo como máximo goleador de las Inferiores de Lanús

No va más. El último jueves, Javier Sanguinetti dejó de ser el entrenador de Banfield después de la dura goleada sufrida ante Huracán por 4 a 1. Tras una serie de malos resultados que dejan al Taladro como uno de los peores del campeonato, el Archu dejó el club y será Hugo Donato quien lo…

quien-es-hugo-donato,-el-nuevo-dt-de-banfield-que-tiene-a-su-hijo-como-maximo-goleador-de-las-inferiores-de-lanus

No va más. El último jueves, Javier Sanguinetti dejó de ser el entrenador de Banfield después de la dura goleada sufrida ante Huracán por 4 a 1. Tras una serie de malos resultados que dejan al Taladro como uno de los peores del campeonato, el Archu dejó el club y será Hugo Donato quien lo reemplace de forma interina el próximo domingo ante Godoy Cruz en Mendoza

El DT que el lunes cumplirá 47 años tuvo un largo recorrido como futbolista. Se inició en Talleres Remedios de Escalada, para luego pasar por clubes como Banfield, Ferro, Almirante Brown, Huracán de Corrientes, Estudiantes de Buenos Aires, Berazategui, Cañuelas y Central Ballester, además de un paso por el Pro Sesto Calcio de Italia.

Allá por 1993 llegó a Banfield desde Talleres acompañado de un tal Javier Zanetti y sólo duró una temporada en el Taladro. Como futbolista, se desempeñó como un volante central férreo y áspero, más físico que técnico.

Retornó a Banfield en 2013 como parte de un proyecto institucional que tenía como objetivo implantar el “ADN Banfileño” en las categorías juveniles. Comenzó dirigiendo a la Reserva, hasta que el club le otorgó la responsabilidad de manejar todo el fútbol juvenil.

Sanguinetti con Hugo Donato (Prensa Banfield)

Incluso, en febrero de este año fue noticia por algo inédito: Banfield lo blindó y le firmó un contrato por tres años para ratificar su gran trabajo. “Estoy muy contento”, contó Donato, todavía íntimo amigo del Pupi Zanetti, en una entrevista que le dio al diario deportivo Olé en aquellos tiempos.

Educamos a los chicos para que desde que entran hasta que se van del club quieran las instalaciones, que las cuiden, que si ven algo tirado, tratar de levantarlo y tirarlo porque saben que están fuera de lugar, que las cuiden porque es su segunda casa, y no hay nada mejor que ver el predio lindo. También tener respeto con la gente que trabaja dentro de la institución, los otros entrenadores, otros PF, las chicas que trabajan en el vestuario, el portero…”, dijo también.

Y confesó en qué momento de su carrera decidió ser DT: “Me hizo el click más tarde, cuando yo había vuelto de Italia, Esteban Pogany era entrenador de Quilmes y me pidió que le hiciera de veedor, aunque yo seguía siendo jugador, y así empecé, viendo a los rivales, me empezó a gustar e hice el curso de técnico. Después trabajé con la Vieja, Gerardo Reinoso, en San Telmo, Italiano y Berazategui, y en 2013 me surgió la oportunidad de dirigir la séptima y ahí arranqué a incorporar cosas. El que más me marcó fue Holan, cuando estuvo de ayudante de campo en Banfield, fue un antes y un después para estar orientado en qué buscar, él y Kohan me abrieron los ojos”.

Y se mostró feliz y conforme con su cargo. “Hoy por hoy no pienso en dirigir en Primera, mi objetivo es seguir formando chicos y seguir capacitándome para encontrar y mejorar mis puntos débiles”, contó.

Hugo y Matías Donato, enemigos íntimos

Hugo y su hijo Matías, de Lanús

“A mi hijo lo tengo en la contra, lo he enfrentado en Reserva y me ha hecho sufrir, me hizo un gol una vez. Cuando jugábamos los clásicos acá en casa era una guerra, yo le preguntaba quién jugaba, el me quería mirar las láminas de la pelota parada, nos puteábamos. Para mí como entrenador era muy difícil enfrentar a mi hijo porque yo como padre quería lo mejor para él, pero a mis jugadores les decía que él nos iba a vacunar si tenía la posibilidad, que no lo dejen jugar, y les contaba sus virtudes, igualmente nos hizo un gol y lo gritó, yo lo puteé desde el banco ja, pero a lo largo de mi historia en Reserva yo tengo más clásicos ganados que el, se mantiene la paternidad”, contaba Donato.

Matías tiene 22 años. Con 99 goles, es el máximo goleador de la historia de las Inferiores del Granate. Sin embargo, en el Sur no tuvo muchas posibilidades y emigró primero a Santamarina de Tandil y luego a Mitre de Santiago del Estero en búsqueda de continuidad. Hoy, permanece en el conjunto santiagueño, aunque su pase todavía pertenezca a Lanús.

Los candidatos

Tras la salida de Sanguinetti en Banfield aún no tienen claro quién será su sucesor más allá del interinato de Donato. De hecho, algunos no ven con malos ojos que el coordinador de Inferiores se sostenga en el cargo, al menos, por las ocho fechas que quedan de la Liga Profesional. Pero no es el único candidato y en Peña y Arenales ya comenzaron a sonar algunos nombres.

Pensaron en dos que ya estuvieron en el banco: Hernán Crespo y Matías Almeyda, pero uno ya le avisó a San Lorenzo que no tiene pensando aceptar ofertas hasta enero y el otro parece estar muy cómodo con su vida en Estados Unidos -actualmente dirige San José Earthquakes-.

Y también hay en carpeta otros dos que actualmente están sin trabajo. Se trata del ex Argentinos y San Lorenzo Diego Dabove y el ex Atlético Tucumán y Colón Pablo Lavallén. Por ahora ahora habrá que esperar.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA