Vidal rearma su campaña porteña en el tramo final

María Eugenia Vidal encarará el tramo final de la campaña porteña con un doble objetivo: intentar que el diputado kirchnerista Carlos Heller quede afuera del Congreso y sostener el control total de las actividades y la estrategia proselitista. En ese marco, en las últimas actividades la candidata de Juntos por el Cambio volvió a tomar…

vidal-rearma-su-campana-portena-en-el-tramo-final

María Eugenia Vidal encarará el tramo final de la campaña porteña con un doble objetivo: intentar que el diputado kirchnerista Carlos Heller quede afuera del Congreso y sostener el control total de las actividades y la estrategia proselitista.

En ese marco, en las últimas actividades la candidata de Juntos por el Cambio volvió a tomar color: se sintió fortalecida tras el debate del miércoles en TN con casi 7 puntos de rating.

Además de haber tomado tramos de las propuestas y miradas de gran parte de la lista que la acompaña, también llevó al canal a Sandra Pitta, la investigadora del Conicet que entró por la boleta de Ricardo López Murphy. El objetivo: que Pitta, novena en la lista, pueda ingresar al Congreso y, a la vez, deje afuera a Heller, quien va tercero en la boleta oficialista que encabeza Leandro Santoro.

Incluso en pleno debate habló de la científica y la elogió. El contraste entre ambos dirigentes será un eje de la campaña que viene.

Paralelamente, más activa en cuanto a la toma de decisiones, Vidal ya es su propia jefa de campaña. El armado de actividades, el vínculo con los otros candidatos e incluso la estrategia de cara a las elecciones de noviembre la tienen como protagonista.

Para ello sumó al consultor de Isonomía, Pablo Knopoff, quien venía trabajando en la Ciudad con la ministra de Desarrollo Humano, María Migliore. Curiosa parábola: si hay una funcionaria que no logró una buena sintonía con el vidalismo es Migliore.  A pesar de las múltiples charlas que encaró con la candidata.

Con todo, entre los funcionarios que responden a Horacio Rodríguez Larreta hay resistencia aún al rol que tomó Knopoff, quien cabalga sobre las ideas de sostener la educación y la creación de empleo como ejes centrales del discurso. A Vidal le gusta esa estrategia.

Pero otros tienen dudas. En particular, quien en los papeles sigue siendo el jefe de campaña es el secretario general porteño, Fernando Straface. El funcionario intentó hacer equilibrio,  pero de manera pareja viene siendo cuestionado desde antes de las PASO. Desde el radical Emiliano Yacobitti pasando por la Coalición Cívica lo critican.

Con todo, Vidal logró articular un buen vínculo con los candidatos. Por caso, en un homenaje elíptico, en el debate habló de que “la deuda es hija del déficit” al responderle a Santoro: una frase patentada por Martín Tetaz, una de las sorpresas de esta elección.  

Por otro lado, a un mes de las elecciones, la semana que viene la candidata arrancará el tramo de propuestas. En particular, además de las que ya planteó – como exenciones impositivas para jóvenes que acceden a su primer empleo o la emergencia educativa para los chicos que perdieron escolaridad – se le sumará una iniciativa participativa. Se trata de formularios que se instalarán en las mesas de campaña por toda la Ciudad donde los vecinos podrán dejar propuestas e iniciativas. “Queremos llevar las ideas de la gente al Congreso, tienen que ser los protagonistas”, confía Vidal a sus interlocutores.

Esta estrategia comenzó a verse en redes sociales en la semana: la ex vicejefa porteña leyó un mensaje que una vecina dejó en uno de los stands de campaña en una plaza. Ahora los militantes ofrecerán fibrones para que los votantes dejen sus propuestas en formularios especialmente diseñados para ese fin.

Además, también comenzará a trabajar la idea de que vaya más gente a votar. “Tenemos que ir a buscar a aquellos que se ausentaron y saber por qué no fueron a votar”, cuentan en el vidalismo.

También se espera un trabajo territorial en el sur de la Ciudad, donde para las PASO no hubo mucho movimiento político. Lo vivieron varios candidatos que en estas semanas estuvieron por Lugano y vieron poca militancia en las calles y dirigentes que no conocían ni los primeros de la boleta de JxC.

Claro, la lista tendrá un récord de caras: cuatro caras para diputados (Vidal, Tetaz, Paula Oliveto de la CC y López Murphy) y cinco –un hito para el Guinness– para legisladores porteños para que entre Roberto García Moritán.

Con todo, el jueves la ex vicejefa estuvo con 400 voluntarios junto a la funcionaria Paula Uhalde. Hacía tiempo que no se sacaba tantas selfies. Sonrió como pocas veces desde que es candidata porteña.

También te puede interesar