Samsung quiere crear chips que imiten la estructura del cerebro humano

Mientras que proyectos como Neuralink de Elon Musk prevén introducir chips en el cuerpo humano para dotarnos de capacidades propias de las máquinas; un proyecto de Samsung propone un camino en apariencia inverso: inyectar características humanas en los procesadores.En un comunicado publicado por investigadores de la empresa surcoreana (que por cierto es una de las…

samsung-quiere-crear-chips-que-imiten-la-estructura-del-cerebro-humano

Mientras que proyectos como Neuralink de Elon Musk prevén introducir chips en el cuerpo humano para dotarnos de capacidades propias de las máquinas; un proyecto de Samsung propone un camino en apariencia inverso: inyectar características humanas en los procesadores.

En un comunicado publicado por investigadores de la empresa surcoreana (que por cierto es una de las compañías líderes en la fabricación de semiconductores) revelan detalles de sus planes para diseñar chips neuromórficos.

Leé también

La idea que proponen es “copiar y pegar” la estructura del cerebro humano para el desarrollo de esos componentes. A través de la reproducción de las características existentes, proyectan un cambio de paradigma en el diseño de chips.

Con ese enfoque, quieren crear un componente de memoria que se aproxime a los rasgos únicos del cerebro como su baja potencia, el aprendizaje fácil, la adaptación al entorno e incluso autonomía y cognición, capacidades que han estado más allá del alcance de la tecnología actual.

Los ingenieros de Samsung trabajan en esta iniciativa junto a investigadores de la Universidad de Harvard.

Un chip inspirado en la naturaleza

Los expertos de Samsung explicaron que su plan es copiar los datos de la estructura cerebral humana y volcarla en el diseño 3D de un procesador informático.

De concretarse, el plan representaría un fenomenal avance para los sistemas de inteligencia artificial que pretenden comportarse como cerebros reales, consiguiendo tomar decisiones flexibles, que se adapten a las condiciones cambiantes de los entornos. Además, un desarrollo semejante propiciaría el despliegue definitivo de las máquinas completamente autónomas.

Sin embargo, la iniciativa no es de simple concreción. Siguiendo a Engadget, un procesador neuromórfico necesitaría alrededor de 100.000 millones de unidades de memoria para igualar al cerebro humano. “Eso es claramente un desafío difícil para cualquier empresa, y eso no incluye el código necesario para que este cerebro virtual funcione. Es posible que Samsung haya abierto una puerta a la inteligencia artificial similar a la humana, pero podría pasar mucho tiempo antes de que alguien alcance ese objetivo”, nota la fuente.

“La visión que presentamos es muy ambiciosa”, dijo en esa misma dirección Donhee Ham, uno de los expertos involucrados en el plan. “Pero trabajar hacia un objetivo tan heroico ampliará los límites de la inteligencia artificial, la neurociencia y la tecnología de semiconductores”, concluyó.

Si bien el objetivo original de la ingeniería neuromórfica (que se remonta a la década del 80′) era imitar la estructura y funciones de las redes neuronales en un chip de silicio, resultó difícil porque se sabe poco sobre cómo se conectan las neuronas y acerca de cómo ejecutan sus funciones. En tanto, el objetivo de la ingeniería neuromórfica se ha simplificado: diseñar un chip inspirado en el cerebro humano en lugar de imitarlo rigurosamente.

Leé también

Los avances de la investigación encarada por Samsung fueron publicados en la revista Nature Electronics.