Sorpresa en la Champions: FC Sheriff, el club del país que no existe, ganó en el debut

Mientras en Bélgica Lionel Messi se preparaba para debutar en la Champions League con su nuevo equipo, París Saint Germain, en Tiraspol un club de un país que no existe jugó su primer partido en la historia de la Orejona. Y ganó.FC Sheriff, que representa a un territorio separatista dentro de Moldavia, se impuso 2-0…

sorpresa-en-la-champions:-fc-sheriff,-el-club-del-pais-que-no-existe,-gano-en-el-debut

Mientras en Bélgica Lionel Messi se preparaba para debutar en la Champions League con su nuevo equipo, París Saint Germain, en Tiraspol un club de un país que no existe jugó su primer partido en la historia de la Orejona. Y ganó.

FC Sheriff, que representa a un territorio separatista dentro de Moldavia, se impuso 2-0 a Shakhtar Donetsk de Ucrania, por el grupo D, que completan Real Madrid e Inter.

La joven y pequeña institución fundada en 1997 por dos exagentes del servicio secreto soviético que puso en el mapa a Transnistria, un territorio autoproclamado como república independiente, tuvo el debut soñado en la máxima competición europea tras jugar cuatro ediciones de la Europa League.

En un plantel que cuenta con un crisol de nacionalidades, el once inicial no tuvo jugadores moldavos y dos delanteros africanos, Traoré y Yansane, anotaron los goles tras las asistencias del lateral brasileño Cristiano, el mejor jugador del partido.

Si bien el Shakhtar Donetsk dominó desde el pitazo inicial, los locales resistieron, se defendieron bien y fueron efectivos. El primer golpe lo dio a los 16 minutos. El lateral zurdo Cristiano aprovechó para recorrer toda la banda y mandar el centro al corazón del área, donde el maliense Adama Traoré remató de manera acrobática con la pierna izquierda superando a Pyatov, que pudo hacer más.

El equipo ucraniano parecía noqueado y recién pudo recuperarse a la media hora, cuando otro Traoré, Lassina, tuvo en sus pies el empate al recibir la pelota dentro del área y sacar un potente remate que fue adivinado por el griego Athnasiadis para despejar al córner. Afirmado en el fondo, Sheriff logró irse al descanso en ventaja y aumentarla en la segunda parte.

Fue recién a los 17 minutos, porque antes sufrió los embates del rival de los que se salvó gracias a un impecable Athanasiadis. Como en el primer tiempo, Cristiano apareció por la banda izquierda, levantó la mirada y colocó la pelota como con un guante en la frente del guineano Yasmane, que definió de cabeza.

La impotencia reinó en Shakhtar, mientras que los hinchas en Tiraspol no podían creer lo que veían sus ojos y, por eso, el final del partido fue una fiesta.

Sheriff demostró que su clasificación no fue casual. De hecho, con esta victoria, suma ya nueve partidos sin perder, con siete victorias y dos empates, desde la fase preliminar de la competición. Y ya piensan en el próximo desafío: visitar el renovado estadio Santiago Bernabéu para enfrentarse al gigante Real Madrid, el otro líder de la zona por su victoria 1-0 sobre Inter, el martes 28. Después de lo del debut, tiene licencia para soñar.

Con información de EFE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA