Lo que arriesga cada espacio en el juego de las mayorías legislativas

El Congreso dará hoy el primer paso hacia el recambio parcial de ambas cámaras parlamentarias que se concretará a partir del 10 de diciembre, en una elección de medio término con fuerte expectativa política. Esta instancia de primarias definirá a los postulantes que competirán el 14 de noviembre para el recambio de 127 diputados en…

lo-que-arriesga-cada-espacio-en-el-juego-de-las-mayorias-legislativas

El Congreso dará hoy el primer paso hacia el recambio parcial de ambas cámaras parlamentarias que se concretará a partir del 10 de diciembre, en una elección de medio término con fuerte expectativa política. Esta instancia de primarias definirá a los postulantes que competirán el 14 de noviembre para el recambio de 127 diputados en todo el país y de 24 senadores en ocho provincias argentinas.

En Diputados, el bloque del Frente de Todos cuenta en la actualidad con 120 votos, a solo nueve del quórum propio y allí apunta el objetivo de máxima para estos comicios. El oficialismo pone en juego 52 de esas bancas, un tercio de las cuales pertenecen a la provincia de Buenos Aires, pero la configuración electoral indica que en la segunda mitad del mandato de Alberto Fernández tampoco tendrá la mayoría garantizada. Las miradas estarán puestas en la boleta bonaerense que encabeza Victoria Tolosa Paz, donde el oficialismo aspira a ingresar entre 15 y 16 legisladores, aunque con menores expectativas en el distrito porteño, donde Leandro Santoro enfrenta a un electorado históricamente esquivo al peronismo. La aspiración allí es sumar al menos cuatro diputados, entre quienes también figuran Gisela Marziotta y Carlos Heller.

En el caso de Juntos por el Cambio, cuenta con 114 legisladores propios y pone en juego en esta oportunidad sesenta lugares, correspondientes a la elección de 2017, cuando el macrismo logró revalidar en las urnas el triunfo presidencial de 2015 que le permitió engrosar el bloque que entonces era oficialista. En la Provincia, Diego Santilli encabeza la boleta que conformaron el PRO y la Coalición Cívica, que se enfrentará a nivel interno con la lista del radical Facundo Manes. Como en tres cuartos de las provincias, en la Ciudad la oposición apostó por las primarias y habrá tres opciones: María Eugenia Vidal, en la boleta del PRO, la Coalición Cívica y UCR Evolución, Ricardo López Murphy de Republicanos Unidos y Adolfo Rubinstein, del radicalismo más tradicional.

En el Senado, en tanto, el Frente de Todos tiene una holgada mayoría con 42 legisladores, cinco por encima de la mayoría propia, mientras que Juntos por el Cambio tiene una bancada con 29 integrantes, que aspira a reforzar a partir de diciembre.

En este turno se renovarán los escaños de Corrientes, Santa Fe, Córdoba, Chubut, Mendoza, La Pampa, Catamarca y Tucumán. Lo curioso en esta elección es que 19 de los 24 senadores que deben renovar sus bancas optaron por no buscar su reelección, aunque en algunos casos se debe por una particular apuesta para mudarse al recinto de Diputados como es el caso de Julio Cobos o de Pamela Verasay, de la UCR.

Entre los que buscan por permanecer seis años más en el Senado figuran Carlos Caserio, titular de la Comisión de Presupuesto, la santafesina María de los Angeles Sacnún, Anabel Fernández Sagasti por Mendoza, y Ana Almirón y Mauricio Espínola por Corrientes, los cinco en representación del  oficialismo, mientras que la oposición apostó por la renovación completa y presentó todas caras nuevas.