Talibanes dicen que Estados Unidos viola un pacto y piden fin de sanciones

Los talibanes acusaron a Estados Unidos de violar el acuerdo de paz firmado el año pasado en Doha y pidieron al Gobierno de Joe Biden levantar de inmediato las sanciones contra los altos miembros del nuevo gabinete de los talibanes. Sirajuddin Haqqani, quien está en la lista del FBI de los más buscados por terrorismo,…

Los talibanes acusaron a Estados Unidos de violar el acuerdo de paz firmado el año pasado en Doha y pidieron al Gobierno de Joe Biden levantar de inmediato las sanciones contra los altos miembros del nuevo gabinete de los talibanes.

Sirajuddin Haqqani, quien está en la lista del FBI de los más buscados por terrorismo, y su familia forman “parte del Emirato Islámico”, dijo el jueves el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahed, en un comunicado. “De manera similar, en el Acuerdo de Doha, todos los funcionarios del Emirato Islámico sin ninguna excepción fueron parte de la interacción con EE.UU. y deberían haber sido eliminados de las listas negras de la ONU y Estados Unidos, una demanda que sigue siendo válida”.

Haqqani, quien fue nombrado nuevo ministro del Interior en funciones de Afganistán, se encuentra entre dos tercios de los miembros del gabinete recién dado a conocer que están en listas de sanciones de la ONU o de EE.UU. Es probable que eso complique cualquier acción de EE.UU. para cooperar con los talibanes, particularmente dado que el presidente Joe Biden ha instado a los militantes a cortar todos los vínculos con los grupos terroristas.

Instamos a que estas políticas incorrectas se reviertan de inmediato a través de interacciones diplomáticas”, agregó Mujahed.

PASO 2021: cuándo empieza la veda electoral y qué no se pueden hacer hasta el domingo

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, ha dicho que la Administración Biden está observando al nuevo Gobierno y que “cualquier legitimidad, cualquier apoyo, tendrá que ganarse”.

El nuevo primer ministro talibán, el mulá Mohammad Hassan, también está sancionado por la ONU junto con sus delegados, el mulá Abdul Ghani Baradar y el mulá Abdul Salam Hanafi.

Baradar ha sido durante mucho tiempo la cara pública de los talibanes. Supervisó y firmó el acuerdo de paz con la Administración Trump en Doha, Qatar, en febrero del año pasado, que allanó el camino para la salida de las tropas estadounidenses y de la OTAN desde Afganistán. Según los términos de ese acuerdo, EE.UU. debería haber retirado todas las sanciones a los talibanes antes del 27 de agosto de 2020.

El banco central afgano pidió el jueves a todos los bancos del país que congelen las cuentas de todos los funcionarios que trabajaban para el Gobierno del expresidente Ashraf Ghani, respaldado por EE.UU. Los bancos recibieron instrucciones de compartir la lista de dichas cuentas con Da Afghanistan Bank, según una orden firmada por el director en funciones del banco central, Mohammad Idris, a la que Bloomberg News tuvo acceso.

Ghani y varios altos funcionarios huyeron de Afganistán poco después de que los talibanes tomaran el control de Kabul el 15 de agosto. Más tarde se disculpó por huir del país y dejar a los afganos sin estabilidad.