Jamie Lee Curtis: una “reina del grito” premiada en Venecia, con una dedicatoria muy especial

La actriz estadounidense Jamie Lee Curtis cerró este miércoles 8 de septiembre  hoy un círculo de vida en el Festival de Venecia, con la presentación de una nueva entrega de la emblemática y taquillera saga de terror Halloween, con la que debutó en el cine en 1978. Un acontecimiento que se completará con la recepción,…

jamie-lee-curtis:-una-“reina-del-grito”-premiada-en-venecia,-con-una-dedicatoria-muy-especial

La actriz estadounidense Jamie Lee Curtis cerró este miércoles 8 de septiembre  hoy un círculo de vida en el Festival de Venecia, con la presentación de una nueva entrega de la emblemática y taquillera saga de terror Halloween, con la que debutó en el cine en 1978. Un acontecimiento que se completará con la recepción, esta misma noche, del León de Oro honorífico a su carrera.

Descendiente directa de la aristocracia de Hollywood -es hija de hija de Tony Curtis y Janet Leigh- Curtis es considerada una “reina del grito” desde que encarnó por primera vez a Laurie Strode en la película original de John Carpenter, pero hoy confesó que no le gusta el género como espectadora porque lo pasa mal.

“Mi éxito en el género se debe a que me asusto fácilmente; esta conexión natural con el miedo me ha permitido parecer asustada en la pantalla sin la necesidad de actuar”, dijo la actriz, que apareció en la sala de prensa luciendo unas gafas de sol de Peggy Guggenheim.

Jamie Lee Curtis apareció en la sala de prensa con anteojos de sol y un irreductible buen humor. Foto ANSA/CLAUDIO ONORATI

La segunda de una trilogía terrorífica

Halloween Kills es la segunda entrega de una trilogía a cargo de David Gordon Green (“Joe”), responsable del regreso de Jamie Lee Curtis al universo de terror del monstruoso e invencible Mike Myers.

La primera, llamada Halloween al igual que la original, recaudó 255 millones de dólares en todo el mundo. Curtis desveló que leyó el guion de la tercera parte en el avión que le trajo a Venecia y que no pudo pegar ojo en todo el trayecto.

“Si me caigo aquí dormida es por culpa de David”, aseguró, “es una forma extraordinaria de terminar la trilogía”.

Jamie Lee Curtis aseguró que la tercera parte de la trilogía será una manera fantástica de terminarla. Foto AP Photo/Domenico Stinellis

Halloween Kills se sitúa minutos después del final del filme anterior. Laurie Strode, su hija Karen y su nieta Allyson han dejado a Michael Myers enjaulado en una casa ardiendo, pero este se las apaña para escapar y volver a sembrar el terror en el pueblo de Haddonfield.

Todos contra el sistema, que está roto

Curtis valora de Gordon Green su capacidad para profundizar en la trama y los personajes y para conectar con la actualidad. Si en Halloween ponía el ojo en “la capacidad de las mujeres para entender su trauma y manifestarlo” ahora dibuja un círculo de terror más amplio y apunta al sistema.

“Hemos visto en todo el mundo cómo la gente se alza con rabia contra el sistema y eso está recogido en el guion; hay una frase en que alguien dice que el sistema esta roto y eso es así, el sistema está roto en todo el mundo y hay gente en todo el mundo diciendo que el sistema está roto”.

“Creo que es una película que le habla a nuestro tiempo. Somos un mundo dividido, América es un país dividido y el mal parece que gana terreno, pero hemos estado ahí antes. Espero que la película sea un espejo para el mundo y también un entretenimiento para los fans de la saga”, subrayó.

Jamie Lee Curtis junto al director David Gordon Green, de quien destacó la capacidad de ponerle actualidad al terror cinematográfico. Foto REUTERS/Yara Nardi

Todos somos Laura Strode

En cuanto al éxito de su personaje, la infatigable Laurie Strode, cree que se debe a que cualquiera puede sentirse identificado con ella. “Todos hemos sido magullados y maltratados, todos nos hemos levantado y hemos salido adelante. Es el humanismo de Laurie, te identificas con ella porque también estás herido y luchas contra tus demonios”.

Para Gordon Green, a punto de rodar para HBO una serie basada en otra franquicia de terror, Hellraiser, ver Halloween Kills puede ser una experiencia catártica.

Jamie Lee Curtis, en el rol de Laurie Strode, como se la ve en halloween. Foto Ryan Green/Universal Pictures

“Con toda la frustración que hay en el mundo y tus propias tragedias, poder entrar en una habitación llena de gente, amigos y desconocidos, y gritar, dejarlo salir, es una oportunidad extraordinaria”, comentó.

Una dedicatoria muy especial

Visiblemente emocionada, la actriz dedicó el León de Oro a la carrera a las víctimas de violencia y discriminación racial, sexual o ideológica. “Gracias de nuevo por este gran honor. Lo dedico a las víctimas y supervivientes a la violencia de todo tipo, ya sea física, política, espiritual, sexual, psicológica, cultural, emotiva, doméstica”, expresó en la gala, en italiano.

También recordó a quienes padecen “la violencia y el odio que proviene de la discriminación de color o perpetrada contra quienes osan pensar de manera independiente”. “Esta tarde acepto con orgullo este premio con la mente clara y sobria y con el corazón abierto e increíblemente grato”, terminó.

Durante la conferencia previa a la entrega,  Jamie Lee Curtis había señalado como las tres películas clave de su trayectoria Halloween (1978), Un pez llamado Wanda (A Fish Called Wanda, 1988) y Mentiras arriesgadas (True Lies, 1994).

Jamie Lee Curtis recibió el León de Oro por su trayectoria. Foto EFE/EPA/CLAUDIO ONORATI

También he hecho alguna mierda de la que si quieren podemos hablar“, bromeó. Después añadió a la lista de destacables Entre pillos anda el juego (Trading Places, 1983) de John Landis.

A sus 62 años aseguró que sigue adorando su trabajo, no por la faceta pública sino por el trabajo en equipo. “Hay algo en la colaboración que me conmueve profundamente y me encanta”, dijo. “El equipo es lo más importante para mí, es la magia de la películas y lo siento así desde la primera vez que pisé un set de rodaje”.

Finalmente, en la gala reservó una mención especial para su familia y, especialmente, para recordar a sus padres, los míticos actores Tony Curtis (1925-2010) y Janet Leigh (1927-2004), ésta última la actriz de Psicosis (1960), la obra maestra de Alfred Hitchcock. “Ellos estarían increíblemente orgullosos de que su hija esté aquí siendo honrada de este modo”, celebró.

Fuente: Magdalena Tsanis/EFE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA