River ya suma 25 infectados, no tiene arquero y por ahora debe presentarse con 10 al partido de Copa Libertadores

River tuvo otro día de furia y de malas noticias. En la tarde-noche del lunes se conocieron nueve casos positivos más: cinco jugadores que están en la lista de la Copa de la Libertadores, otros dos más de Reserva, y dos integrantes del cuerpo técnico. En total, ya son 25 los casos, incluyendo los planteles de…

river-ya-suma-25-infectados,-no-tiene-arquero-y-por-ahora-debe-presentarse-con-10-al-partido-de-copa-libertadores

River tuvo otro día de furia y de malas noticias. En la tarde-noche del lunes se conocieron nueve casos positivos más: cinco jugadores que están en la lista de la Copa de la Libertadores, otros dos más de Reserva, y dos integrantes del cuerpo técnico. En total, ya son 25 los casos, incluyendo los planteles de Primera y Reserva y el cuerpo técnico de Marcelo Gallardo. 

Y si el panorama ya era complicado luego de los 15 jugadores infectados que ya tenía y que dejaron diezmado al plantel para jugar contra Boca, la situación empeoró más de cara al choque de este miércoles contra Independiente Santa Fe por la Copa Libertadores. A esa lista se le sumaron Leonardo Ponzio, Gonzalo Montiel, Lucas Beltrán, Alex Vigo y Flabián Londoño. También Tomás Galván (jugó contra Boca) y Pablo Cáceres, de la Reserva, pero no están en la lista de la Copa.

Si se cuentan como posibles bajas a Enzo Pérez, con lesión muscular y a Javier Pinola, quien aún no tiene el alta médica de la fractura en el antebrazo derecho, River tiene 10 jugadores disponibles de los 32 que anotó en la lista de la Copa. Y necesita que la Conmebol le habilite a Díaz, para no solo tener a un arquero en el arco, sino también para completar un equipo con 11.


Alan Leonardo Díaz se transformó en la esperanza millonaria de las últimas horas.
Fotos: MARCELO CARROLL

En ese sentido, el reglamento es muy cruel. Con tener un mínimo de siete jugadores disponibles, igual hay que salir a la cancha. Y si no lo hace, River se expone a sanciones muy duras: exclusión de la Copa Libertadores, imposibilidad de jugar competencias internacionales por cinco años y una multa económica severa. Pero con estas amenazas disfrazadas de cláusulas, la que ya quedó expuesta es la Conmebol.

Ante este panorama, en River no se evaluó la posibilidad de no presentarse. “Vamos al frente con lo que tengamos“, dijeron, tras reuniones en el Monumental y en el predio de Ezeiza, desde la dirigencia y el cuerpo técnico, que también tuvo positivos (el nutricionista Marcelo Pudelka y uno de los kinesiólogos, Enrique Confalonieri, se sumaron a Tato Montes, el entrenador de arqueros, quien dio positivo el viernes).

A última hora del lunes se llevaba una reunión en las oficinas de Udaondo y Figueroa Alcorta, entre Rodolfo D’Onofrio, Jorge Brito, Enzo Francescoli y los abogados del club. Se estaba confeccionando el pedido a la Conmebol, cuyo límite de presentación es hoy a las dos de la tarde. River pensaba pedir el cambio de dos arqueros en la lista y postergar el partido con Fluminense del martes 25 al jueves 27 de mayo para que los jugadores que dieron positivo el sábado puedan estar disponibles.


Ponzio también con Covid.
Foto: EFE/Daniel Jayo POOL

Desde Luque hay una postura inflexible. Afirman que, como al resto de los equipos, a River “se le dio la chance de inscribir a 50 jugadores y eligieron poner 32”. Y que el año pasado cuando Athlético Paranaense, rival de River en los octavos de final, sufrió un contagio masivo y se quedó sin arquero suplente, hizo un pedido para incorporar a uno y se lo negaron. Si ahora hacen la excepción con el club de Núñez, entienden que se vendrán quejas masivas de las otras instituciones. Por otra parte, aseguran tener comprobado que River no reforzó los protocolos en Colombia y que se le rompió la burbuja, no solo en el viaje a Barranquilla de la semana pasada, sino también en el predio de Ezeiza.

A su vez, en la entidad sudamericana, no olvidan las declaraciones de Gallardo en una conferencia de prensa del año pasado, previa al reinicio de la Libertadores 2020. “Yo trabajo con un grupo profesional de no más de 30 jugadores. Eso, por un lado. Y después a las posibilidades que nos daba Conmebol de sumar diez cupos (el año pasado primero fueron 40 y luego se amplió a 50) más me parecía un despropósito. Primero, porque no tengo más de 30 jugadores trabajando conmigo; segundo, porque los juveniles que se sumaron empezaron a entrenarse hace una semana y no iba a darles una falsa ilusión porque todavía no están para integrar una lista para una competencia tan importante y prestigiosa. Y tercero, porque no los voy a poner. Y si en algún momento hay un episodio que indique que estemos expuestos a un contagio masivo, será porque no tengamos que jugar“, dijo el entrenador de River.

Los testeos de Covid-19 realizados hoy dieron resultado positivo para Lucas Beltrán, Flabian Londoño Bedoya, Gonzalo Montiel, Leonardo Ponzio y Alex Vigo. También dieron positivo Marcelo Pudelka (nutricionista) y Enrique Confalonieri (kinesiólogo).

ℹ️ https://t.co/9xg9GawaTP pic.twitter.com/aWCTr5IH8U

— River Plate (@RiverPlate) May 17, 2021

Y siguió Gallardo, con una indirecta bien dirigida a la organización de la Copa Libertadores: “¿A quién se le ocurre exponer a chicos con los profesionales? A los clubes que tienen la posibilidad de hacerlo, los respeto. Ahora ampliaron el cupo a 50. ¿Y de dónde saco 50 futbolistas? No voy a ir a buscar chicos a la octava y novena división para completar la lista de la Conmebol. Es anormal y me hago cargo de mi decisión“.

La Conmebol no considera al coronavirus una “lesión grave” y por eso mismo acudieron a la ampliación de los cupos el año pasado. Entonces, un abogado con experiencia en temas deportivos, consultado por Clarín, comentó: “Es tan ridículo agarrarse de la palabra lesión grave que entonces en el hipotético caso que uno o varios arqueros sufrieran cualquier enfermedad de gravedad que no les permita atajar durante un largo tiempo, no autorizarían la sustitución porque un artículo del reglamento habla de lesión grave y no de sustitución por enfermedades…”.

El argumento principal que buscaba presentar River, luego de consultar con abogados especialistas en derecho deportivo, era apelar al espíritu deportivo de la regla que marca que la intención es que un equipo no se quede sin arquero. Y que si ataja un jugador de campo va a ser un papelón para la entidad sudamericana que dará vueltas al mando.

El artículo 3.5.7.12 del Reglamento de la Copa Libertadores marca lo siguiente: “Se podrá permitir la sustitución de un arquero lesionado durante cualquier etapa de la disputa del torneo, una vez que la gravedad de la lesión haya sido comprobada y certificada por la Comisión Médica de Conmebol (…). En casos excepcionales, y a su exclusivo criterio, la Conmebol podrá analizar solicitudes de sustituciones de arqueros por motivos de lesión cuya solicitud y documentación sean enviadas en el plazo correspondiente”.

​ A su vez, River quería esgrimir un antecedente de septiembre de 2020. La FIFA avaló una excepción a favor del Al Hilal de Arabia Saudita, que fue autorizado a reemplazar a dos de sus arqueros ante un brote de coronavirus similar al que hoy padece el elenco de Gallardo en la Champions League de la Confederación Asiática.

En definitiva, River se encuentra golpeado por la gran cantidad de casos de coronavirus y atrapado por el reglamento de la Conmebol que lo obliga a jugar como sea.

Los jugadores disponibles

De los 32 inscriptos en la lista de la Copa Libertadores, River tiene a 20 jugadores contagiados de coronavirus. A su vez, Javier Pinola está recuperándose de una fractura en el antebrazo izquierdo y Enzo Pérez sufrió una lesión muscular contra Boca.

​​De esta manera, los diez jugadores disponibles son: Tomás Lecanda, Jonatan Maidana, David Martínez, Fabrizio Angileri, José Paradela, Milton Casco, Julián Álvarez, Jorge Carrascal, Agustín Fontana y Felipe Peña Biafore. Este último estuvo en duda porque su hermano Leandro, también jugador de las Inferiores de River dio positivo y se suponía que era contacto estrecho. Sin embargo, no convivieron en los últimos días. Por lo tanto, al haber dado negativo el PCR, Felipe está para jugar. 


Pinola y Enzo Pérez, dos estandartes lesionados.

Hasta el momento a River le falta un jugador para completar el once titular. Si no le habilitan al arquero Díaz, ¿irá Enzo Pérez al arco? Más allá de la dolencia muscular, este martes el mediocampista será evaluado. Y como en los picados informales de los entrenamientos varias veces se ha puesto los guantes, no se descarta que se pare bajo los tres palos.

Ahora, la pelota la tiene Conmebol, y veremos hasta dónde sigue predominando ese lema que marca últimamente en sus decisiones y que dice que “El show debe seguir”. ¿Hasta cuándo? Con esas actitudes, la entidad sudamericana no hace más que quedar expuesta. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA