Matthew McConaughey contó que fue violado a los 18 años

En 2013, Matthew McConaughey ganó un Oscar por su trabajo en El club de los desahuciados. A los 50 años, el actor publica su biografía, Greenlights (luces verdes), porque pretende recoger las “aventuras significativas, instructivas y divertidas” de su vida. Sin embargo, aunque el tono del libro en general es optimista, revela episodios muy duros…

Matthew McConaughey contó que fue violado a los 18 años

En 2013, Matthew McConaughey ganó un Oscar por su trabajo en El club de los desahuciados. A los 50 años, el actor publica su biografía, Greenlights (luces verdes), porque pretende recoger las “aventuras significativas, instructivas y divertidas” de su vida. Sin embargo, aunque el tono del libro en general es optimista, revela episodios muy duros de la historia del intérprete estadounidense, como cuando, a los 15 años, fue extorsionado para tener relaciones sexuales o cuando, con 18, fue violado por un hombre.

“Tengo algunas cicatrices”, confiesa el protagonista de True detective. “Cuando tenía diez años, me pegaron hasta que me sangraron las nalgas por hacerme un tatuaje de Cracker Jack (una marca de snacks)”.

Y avanza: “Me chantajearon para tener sexo por primera vez cuando tenía 15 años. Estaba seguro de que me iría al infierno por haber tenido sexo antes del matrimonio”.

El episodio más doloroso fue cuando “un hombre abusó sexualmente de mí cuando yo tenía 18 años y estaba inconsciente en la parte trasera de una camioneta”.

Matthew McConaughey, con su mujer, Camila Alves.

De todas maneras, el actor señala que “nunca se sintió como una víctima” y no quiso dar más detalles sobre una experiencia que hasta ahora había callado.

Varias veces, McConaughey les dio su apoyo a diferentes organizaciones que luchan contra la violencia sexual. Incluso, en 2006, participó en el programa de eliminación de violaciones en la universidad y ayudó a trasladar a estudiantes a su casa a la noche.

Nacido en Texas, McConaughey está casado desde 2012 con la modelo, actriz y diseñadora brasileño-estadounidense Camila Alves, con la que tiene tres hijos, Levi (12 años), Vida (9) y Livingston (7).

Según sus palabras, Matthew escribió el libro para corregir la percepción que la gente pueda tener de él.

“Hay quien piensa, ‘Dios, McConaughey simplemente se adapta a todo, el tipo no parece tener ningún bache, no se golpea al cruzar la calle’”, profundizó. “Pero no es cierto”. Por eso se encerró a escribir un libro que muestra que la vida no le ha regalado nada.

Sus padres, Jim y Kay, tuvieron una relación muy complicada. McConaughey es el menor de tres hermanos. Y, antes de convertirse en actor, pensó que iba a trabajar de abogado.

En el primer capítulo del libro relata una escena de 1974 en la que vio a sus progenitores pelearse ferozmente. Su madre le había roto la nariz a su padre con un teléfono mientras él blandía una botella de kétchup. La lucha terminó con ellos teniendo sexo en el suelo de la cocina.

Matthew McConaughey, como Ron Woodroof, en “El club de los desahuciados”.

“El amor fue real. La pasión fue real”, escribe el intérprete, que unos días después de comenzar a filmar Rebeldes y confundidos se enteró del fallecimiento de su padre de un ataque al corazón mientras hacía el amor con su madre.

“Recibí una llamada de mi madre. ‘Tu padre ha muerto’. Mis rodillas se doblaron. No lo podía creer. Él era mi padre. Nadie ni nada podría matarlo. Excepto mamá”.

Su vida estuvo llena de travesuras. “Un veterinario me cosió 78 puntos en la frente. Tuve cuatro conmociones cerebrales por caerme de cuatro árboles, tres de ellos en luna llena”, escribe.

Greenlights también incluye uno de sus momentos más hilarantes. Decidió celebrar una victoria de su equipo, los Texas Longhorns, con una fiesta en la que decidió tocar desnudo el bongó.

Algún vecino avisó a la Policía y el actor terminó preso, acusado de alterar el orden público, posesión de marihuana y resistencia a la autoridad. Al final, solo tuvo que pagar 50 dólares por infringir la ordenanza sobre ruido.

“¿Qué tiene de malo tocar el bongó desnudo? No me arrepiento por el modo en el que llegué a la cárcel. ¿Pero cuál es la moraleja? Cierra la ventana que tiene el hermoso aroma a jazmines porque son las dos de la mañana y podrías despertar a algún vecino”, reflexiona.

Ahora, a sus casi 51 años (los cumple el 4 de noviembre), McConaughey afirma que se siente en paz: “Tengo muchas pruebas de que el mundo está conspirando para hacerme feliz. Aprendí a amar, reír, perdonar, olvidar, jugar y rezar”, asegura en su libro, en el que abundan frases como “educar antes de acusar”, “soy bueno en lo que amo, no amo todo lo que soy” o “si estás lo suficientemente arriba, el sol siempre brilla”.

Al confesar que fue violado, Matthew se suma a la lista de estrellas que sufrieron situaciones similares.

Marilyn Manson, por ejemplo, contó que desde chico fue sometido a perversiones inimaginables. Su abuelo tenía un sótano lleno de revistas pornográficas con temas como sadomasoquismo y zoofilia, a las que el pequeño accedía. Poco después un vecino empezó a abusar sexualmente de él, y a éste se sumó un “amigo“ suyo mayor que el cantante.

El también cantante Axl Rose, líder de Guns N’ Roses, tenía dos años cuando fue secuestrado por su padre, que abusó sexualmente de él. Su padrastro también lo maltrató.

Otro rockero, Ozzy Osbourne, tuvo encuentros sexuales muy traumáticos a partir de los 11 años, por parte de dos matones de su colegio, en Birmingham. El cantante trabajó ese problema con un terapeuta, pero varias veces recordó que “si tienes una experiencia tan traumática de chico, te marca de por vida”.

WD​

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *