La delicada situación, eje del reencuentro entre los Fernández

Alberto Fernández tenía pensado viajar a Madrid ayer, pero un encuentro con su compañera de fórmula retrasó su viaje, que finalmente emprenderá mañana. Los candidatos del Frente de Todos se reunieron ayer, después del regreso de Cristina Kirchner de Cuba. En la charla repasaron  los últimos números que los economistas le alcanzaron horas antes al…

La delicada situación, eje del reencuentro entre los Fernández

Alberto Fernández tenía pensado viajar a Madrid ayer, pero un encuentro con su compañera de fórmula retrasó su viaje, que finalmente emprenderá mañana. Los candidatos del Frente de Todos se reunieron ayer, después del regreso de Cristina Kirchner de Cuba. En la charla repasaron  los últimos números que los economistas le alcanzaron horas antes al candidato presidencial. Con Alberto ya haciendo las valijas, hoy será el turno de la ex presidenta de hablar.

La última vez que Cristina Kirchner habló fue la noche del 11 de agosto. Desde Río Gallegos, cuando ya la tendencia era irreversible y la fórmula del Frente de Todos le sacaba 15 puntos de diferencia a la boleta de Mauricio Macri. La senadora decía: “Nos pone contentos, alegres y optimistas que muchos argentinos y argentinas comprendan y apoyen finalmente que las cosas deben cambiar en la República Argentina porque así como estamos no estamos bien, no estamos viviendo bien”. Diez días después viajó a Cuba a visitar a su hija Florencia, que está realizando un tratamiento médico, desde donde regresó ayer.

La candidata a vicepresidenta no esperó el inicio formal de la campaña (7 de septiembre) para continuar con la gira de la presentación del libro Sinceramente. Hoy volverá a estar frente a miles de militantes en La Plata. En las charlas que los Fernández mantuvieron estos días vía WhatsApp hablaron poco de la campaña y mucho de la economía que recibirán si ganan las elecciones generales el 27 de octubre. El nivel de reservas del Banco Central se coló en la conversación que tuvieron ya, cara a cara, ayer por la noche. Repasaron los números del 1 de agosto y los de la jornada de ayer, que registraron una caída de cerca de 13 mil millones de dólares.

Como es habitual desde su reconciliación, en diciembre de 2017, mantendrán el diálogo abierto mientras Fernández esté en Madrid. El compromiso asumido a principio de año con la Universidad Camilo José Cela en la que da clases fue la excusa para que el candidato se aleje de la campaña electoral por unos días. El candidato siente el desgaste, no solo de su figura, sino también de su equipo. En las oficinas de la calle México describen la agenda del ex jefe de gabinete “como la de un presidente electo”.

Ayer, en el búnker de campaña recibió a parte de su equipo. Los economistas Emmanuel Alvarez Agis, Cecilia Todesca y Matías Kulfas se reunieron durante varias horas. También estuvo con Eduardo “Wado” De Pedro y Fernando “Chino” Navarro.

Quien conoció las oficinas fue Aníbal Fernández, que acaba de perder las PASO como candidato a concejal de Pinamar. Pero su visita tuvo que ver con un encuentro acordado con el jefe de campaña del Frente de Todos, Santiago Cafiero y no con una reunión  con el candidato presidencial. Aníbal había encendido la polémica cuando dijo que prefería dejar a sus hijos al cuidado de Ricardo Barreda que con Vidal. En ese entonces, el candidato presidencial se comunicó con Aníbal para decirle que no compartía ese tipo de declaraciones y que no eran convenientes.