Las seis claves de River para la trilogía de los Superclásicos contra Boca

Los logros resonantes obtenidos en los últimos años le darán a River otra tranquilidad para preparar los partidos ante Boca. Ahí puede encontrar una ventaja el entrenador Marcelo Gallardo: trabajará sin ninguna mochila en la espalda y sin lupas analizando cada uno de sus movimientos. Pero también hay claves para tener en cuenta de cara…

Las seis claves de River para la trilogía de los Superclásicos contra Boca

Los logros resonantes obtenidos en los últimos años le darán a River otra tranquilidad para preparar los partidos ante Boca. Ahí puede encontrar una ventaja el entrenador Marcelo Gallardo: trabajará sin ninguna mochila en la espalda y sin lupas analizando cada uno de sus movimientos. Pero también hay claves para tener en cuenta de cara a la trilogía superclásica

Marcelo Gallardo

Marcelo Gallardo, en le final de la Recopa Sudamericana.
Foto: Juano Tesone

El entrenador es la gran clave de River en varios aspectos, pero se dimensiona aún más en los duelos contra Boca. Se enfrentó cuatro veces contra su máximo rival en juegos o series de eliminación directa y fue vencedor de todas: Copa Sudamericana 2014, Copa Libertadores 2015, Supercopa Argentina 2018 y Copa Libertadores 2018.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Con Gallardo se desterró el estigma perdedor en los clásicos: ahora juega con otra soltura River. Todavía le queda una deuda al DT: ganarle en el Monumental por el torneo local. La última victoria en Núñez fue el 16 de noviembre de 2010: 1-0, con gol de Jonatan Maidana, de cabeza.

Otra cuestión por destacar es que Gallardo disfruta de los clásicos. Un dato: estratega obstinado, casi nunca le juega igual a Boca y por esa razón lo apodaron Napoleón. “Con Boca nos conocemos bastante, más allá de que cambió de entrenador y se fueron muchos jugadores. Sabemos de las virtudes de cada equipo. Jugamos en nuestra casa y eso es un aliciente“, analizó el DT.

Fortaleza anímica

River es un equipo más confiable que Boca: los golpes durante los partidos no suelen derribarlo. Sabe sufrir el equipo de Gallardo y se puede reponer de las adversidades. River es como un boxeador con mano de nocaut y mandíbula fuerte. Lo volvió a demostrar el jueves pasado ante Cerro Porteño en Paraguay: se recuperó del gol de Nelson Haedo Valdez a los 7 minutos de juego.

Algo similar sucedió en las finales por la Copa Libertadores del año pasado: fue perdiendo en la serie en tres oportunidades y terminó levantando el trofeo en Madrid.

¿Por qué River es un equipo tan fuerte mentalmente? La conducción de Gallardo es fundamental, pero también la unión de grupo y el respaldo de los referentes, con Leonardo Ponzio como abanderado.

Yo no ando con el látigo persiguiendo a los jugadores. No es mi manera de gestionar. Trato de ser sincero y honesto con los futbolistas; busco generar un buen vínculo desde el respeto. Cuando digo las cosas, es porque las siento. Al jugador no le gusta la franela estúpida. También es bueno tener jugadores que te respalden y que marquen el tiempo del vestuario. Tengo un grupo de grandes personas a mi lado. Todos estamos alineados”, confesó el Muñeco.

Enzo Pérez y el mediocampo

Enzo Pérez es clave en el medio de River.
Foto: AFP

En la mitad, River abruma con la presión y desenfoca con la movilidad y los ataques directos. Es el sector clave del equipo. Y Enzo Pérez es el alma. Ya reconvertido en volante de inicio, el mendocino de 33 años es titular indiscutido y uno de los futbolistas indispensable junto a Franco Armani. Su ausencia se notó demasiado en Paraguay.

Con Enzo, River encuentra una salida mucho más fluida para las transiciones de defensa a ataque. Además, tiene quite e intuición para recuperar el balón. Es el futbolista de mayor experiencia en River, más allá de no ser el más viejo: jugó, por ejemplo, la final del Mundial de Brasil 2014 ante Alemania. Es capitán sin cinta y tomó la posta de Ponzio.

No está sólo Enzo y delante de él comúnmente se ubican 3 volantes de mucho recorrido y buen dominio de balón. Exequiel Palacios es quien mejor presiona y mete la pausa; el desequilibrio se genera por Nicolás De la Cruz, Cristian Ferreira o Jorge Carrascal; Nacho Fernández es el que pisa el área rival. Y algo más: para los duelos de semifinales se puede sumar Juan Fernando Quintero, que en 3 semanas tendrá el alta definitivo.

Dudas en la defensa central

Es el punto más débil de River, aunque encuentra en Armani un valor determinante. Los laterales Gonzalo Montiel y Milton Casco están consolidados y transitando momentos destacados. Son tenidos en cuenta por Lionel Scaloni en la Selección argentina.

En contraposición, los marcadores centrales han dejado más dudas que certezas. Javier Pinola es el estandarte, pero volvió muy mal de la lesión ante Talleres de Córdoba. Gallardo sabe que lo tiene que recuperar para los duelos de semifinales para que vuelva a ser caudillo.

 Lucas Martínez Quarta -citado para la Selección- empezó el semestre muy arriba y se fue apagando. Se lo nota más lento en la toma de decisiones e impreciso con la pelota. Pinola lo mejora. El paraguayo Robert Rojas alterna buenas y malas, mientras que Paulo Díaz comenzará a ganar terreno. ¿Se meterá entre los titulares el chileno el domingo?

Delanteros complementarios

Rafael Santos Borré salta sobre Lucas Pratto.
Foto: Ramiro Gómez/Télam

Son cuatro de jerarquía -Pratto, Suárez, Santos Borré y Scocco- y un juvenil con proyección, como Julián Alvarez. Todos tienen incorporados los conceptos de Gallardo: son la primera línea de presión. Además, se potencian entre ellos. La fuerte competencia interna les eleva el nivel. 

Dinero fresco

En el Monumental habrá grandes recaudaciones.

Por más que los dirigentes de River lo quieran disimular, los problemas financieros del club de Núñez son notorios. Los dos partidos ante Boca como local representarán una importantísima suma de dinero. River acumula 7 millones de dólares en la actual Copa y podrá sumar 6 o 12 millones extra si accede a la final de Santiago de Chile.