Las seis claves de Boca para la trilogía de los Superclásicos contra River

La Trilogía Superclásica es un hecho. Boca y River estarán otra vez cara a cara, primero por la Superliga y luego por la Copa Libertadores. Por eso del lado de La Ribera hay seis claves que pintan el escenario antes de los cruces.Un nuevo entrenador Gustavo Alfaro es una de las grandes novedades respecto del último…

Las seis claves de Boca para la trilogía de los Superclásicos contra River

La Trilogía Superclásica es un hecho. Boca y River estarán otra vez cara a cara, primero por la Superliga y luego por la Copa Libertadores. Por eso del lado de La Ribera hay seis claves que pintan el escenario antes de los cruces.

Un nuevo entrenador

Gustavo Alfaro es una de las grandes novedades respecto del último Superclásico.
Foto: Juano Tesone

Tras la salida de Guillermo Barros Schelotto del banco, Gustavo Alfaro tomó el timón de Boca en este 2019 y lo puso de pie con un estilo bien distinto al del Mellizo. En Núñez tendrá su primer Superclásico oficial y luego habrá un mes para pensar la estrategia para los juegos de la Libertadores, el desafío más importante de su carrera como entrenador.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Sus estadísticas en el club son favorables: dirigió a Boca en 36 partidos, con 21 triunfos, 12 empates y apenas 3 caídas. Claro que su ciclo estará atravesado por el cruce ante River, pero impuso su estilo en los meses que lleva en Brandsen 805, con los detalles positivos y negativos. De antemano, es un DT que adapta su táctica y estrategia observando lo que hace el rival. Por eso este primer clásico también le servirá para recolectar información. 

La renovación del plantel

El 70 por ciento del equipo titular actual no estuvo en la final contra River y tampoco jugó Superclásicos. Sólo Esteban Andrada y Carlos Izquierdoz jugaron desde el inicio en Madrid y se repiten entre los que el DT reitera en la formación ideal.

Lisandro López, Iván Marcone, Eduardo Salvio y Alexis Mac Allister, todos apellidos en los que Alfaro se apoyará para lo que se viene, no estaban en el club durante 2018. No tienen cicatrices sobre lo que ocurrió, pero tampoco experiencia sobre lo que están por enfrentar.

El trabajo del manager Nicolás Burdisso, un histórico del club que también se incorporó después de la final de la Copa del año pasado, apuntó a la personalidad de los futbolistas al momento de incorporarlos. Y ahora deberán aparecer. También por decisión de Burdisso irrumpieron juveniles como Nicolás Capaldo Marcelo Weigandt, a quienes Alfaro les dio pista y se impusieron con el ADN del club.

Menos goles en contra

Con Alfaro, Boca redujo la cantidad de goles en contra, aunque siguió mostrando flaquezas defensivas. En 21 partidos de los 36 que jugó en el año, al equipo no le convirtieron. Y en mucho de eso tuvo que ver Andrada, quien rompió récords históricos con el arco en cero para transformarse en una de las figuras.

El DT utilizó a los 8 defensores del plantel en el semestre, pero la solidez atrás pareció incorporarse al menos en los encuentros de riesgo menor.

Las variantes tácticas (llegó a ensayar con cinco defensores) también poblaron la zona crítica del mediocampo y Boca lució más resguardado. No es poco: hace siete clásicos ante River que Boca no puede sostener la valla invicta.

Menos poder ofensivo

Sin Darío Benedetto, transferido a Francia, ni Ramón Ábila, al menos para el primero de los encuentros y al límite para la primera semifinal, el equipo perdió a sus goleadores del último año, quienes incluso marcaron en las finales contra River en 2018.

Tampoco está Pavón (emigró a Estados Unidos) y Villa perdió la titularidad. Para el primer cruce, Boca tampoco tendrá a Mauro Zárate (goleador del ciclo Alfaro con 12 tantos) y su jugador con más goles en el 2019 es Carlos Tevez (5).

Será clave la participación de Salvio (3 gritos hasta ahora), Mac Allister (marcó un tanto) y el crecimiento de Soldano (convirtió ante Banfield) y Hurtado.

De todos modos, el Boca de Alfaro tiene un rasgo menos ofensivo que el de Barros Schelotto, con un promedio de gol que apenas supera el de uno por encuentro y en 9 juegos de este año no pudo marcar, incluyendo las finales con Rosario Central y Tigre.

Tevez, el único referente

El único futbolista con pasado e idolatría en el plantel es Tevez, quien a sus 35 años ni siquiera tiene un lugar asegurado entre los titulares. Los subcapitanes son Izquierdoz y Goltz, quienes sólo llevan un par de años en el club. Emigraron Wilmar Barrios, Nahitan Nandez y Benedetto, de los más reconocidos por los hinchas después de la final en Madrid. Y los viejos capitanes, Gago (Vélez) y Pablo Pérez (Independiente), emigraron en enero.

El Apache quedó con el liderazgo del vestuario y fue el primero en hablar de los clásicos, desafiante, como queriendo imponer su condición de caudillo. Luego, claro, deberá sostenerlo en la cancha si es que tiene participación, ya que además transita lo que pueden ser sus últimos meses en el club.

El clima electoral

Christian Gribaudo y Daniel Angelici. ¿Será el sucesor?

Boca jugará la serie ante River con el club en estado de ebullición por las elecciones de diciembre. El oficialismo, hoy encabezado por Christian Gribaudo, sabe que buena parte del clima del socio dependerá de lo que pase con la trilogía de Superclásicos y con la Copa Libertadores. Es más: acceder a la final de la Copa le daría un buen impulso pese al resultado final.

La oposición también está atenta: Jorge Amor Ameal y José Beraldi, por ahora en veredas opuestas, son conscientes de que el final de octubre puede acelerar los procesos de alianzas políticas para ir detrás del sillón de Brandsen 805.

Para colmo, en un club con línea directa con el Gobierno Nacional, las elecciones del 27 de octubre también influirán en el escenario de Boca. Es más: el cierre de listas para las fórmulas presidenciales del club deberían hacerse antes de una eventual final en Santiago de Chile. Y las elecciones, según el estatuto, se darán con el resultado consumado.