Hallaron muerto al perito forense Osvaldo Raffo

El médico forense Osvaldo Raffo, de 88 años, fue hallado hoy muerto de un balazo en la bañera de su casa, en el partido bonaerense de San Martín, donde los investigadores hallaron una nota firmada y dirigida al juez en la que decía que no aguantaba más los dolores que lo aquejaban por una enfermedad que atravesaba. …

Hallaron muerto al perito forense Osvaldo Raffo

El médico forense Osvaldo Raffo, de 88 años, fue hallado hoy muerto de un balazo en la bañera de su casa, en el partido bonaerense de San Martín, donde los investigadores hallaron una nota firmada y dirigida al juez en la que decía que no aguantaba más los dolores que lo aquejaban por una enfermedad que atravesaba. 

Nadie tiene la culpa de mi muerte“, dice el texto que fue encontrado en la mesa de la cocina por la cuidadora que trabajaba en su vivienda, a quien dirigió la otra nota, con su sello profesional y su firma de puño y letra.

Se trata del perito que había redactado el informe donde se sostenía que Alberto Nisman fue asesinado.

Raffo participó en muchas investigaciones, algunas de ellas muy trascendentes como la causa por el asesinato de María Soledad Morales, en el homicidio de Alicia Muñiz a manos del campeón mundial de boxeo Carlos Monzón, en el suicidio del cardiólogo René Favaloro, en el crimen del soldado Omar Carrasco y en la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Raffo había nacido en Parque Patricios el 31 de octubre de 1930. Hijo de un matarife, comentó en varias entrevistas que creía haberse inclinado por la especialidad de tanatólogo “por ver tantas vacas muertas” cuando era chico.

Su libro “La muerte violenta”, editado en los ’80, es todavía un manual básico y de cabecera para los criminólogos que lo escuchaban con admiración y respeto cada vez que el médico se presentaba a una charla académica.

Se retiró con el grado de comisario inspector como médico de la policía bonaerense y llegó a ser director de la morgue judicial del Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional.