Rebelión en la granja II

Rebelión en la granja es un fabuloso libro en el que los animales del señor Jones, cansados de los abusos de los hombres, se sublevan contra sus dueños y logran echarlos; a modo de fábula, el autor George Orwell se define en el texto como un comunista que hace un extraordinario análisis de la corrupción…

Rebelión en la granja II

Rebelión en la granja es un fabuloso libro en el que los animales del señor Jones, cansados de los abusos de los hombres, se sublevan contra sus dueños y logran echarlos; a modo de fábula, el autor George Orwell se define en el texto como un comunista que hace un extraordinario análisis de la corrupción que engendra el poder y una rotunda crítica a cualquier tipo de totalitarismo. Algunos de esos fundamentos podrían emparentarse con el reciente cisma que se produjo entre las tres principales figuras del circuito masculino por culpa del titular de la asociación que los nuclea (la ATP): el inglés Chris Kermode. Así, de un lado quedó Novak Djokovic; y del otro, Rafael Nadal y Roger Federer. Nada menos.

Hubo críticas de ambos lados luego que el Consejo de jugadores de la ATP -justamente presidido por el número 1 del mundo- decidió echar a su CEO, al que defienden el español y el suizo y quien durante su gestión hizo mucho para que los tenistas obtuvieran más dinero en los torneos aunque las ganancias, aseguran sus detractores, sólo fue a los bolsillos de las grandes figuras y no a los de los jugadores de segundo y tercer orden.

Mirá también

Del Consejo, que integran 10 tenistas (además de Djokovic, John Isner, Kevin Anderson, Robin Haase, Sam Querrey, Yen-Hsun Lu, Vasek Pospisil, Jaime Murray, Bruno Soares y Stefano Travaglia), surgió la primera derrota de Kermode al recibir cinco votos negativos sobre los nueve presentes. Luego, los Representantes de los jugadores (David Edges, Justin Gimelstob -el estadounidense, con el apoyo de Djokovic e Isner, asoma como el presunto sucesor de Kermode- y Alex Inglot) también le soltaron la mano por lo que poco importó que los Representantes de los torneos (Gavin Forbes, Charles Smith y Herwig Straka) votaran a favor del desplazado. Ya las cartas habían sido echadas porque Kermode necesitaba el apoyo mayoritario -dos de los tres grupos- para seguir en el cargo.

Mirá también

Habrá que ver cómo quedará la distribución de las fuerzas después de una Rebelión en la granja diferente. Los Representantes de los jugadores criticaron -aunque sin nombrarlos- a Nadal y Federer porque, dicen, tuvieron tiempo para proponer ideas y sólo hablaron públicamente cuando la decisión ya estaba tomada por quienes ellos mismos habían elegido. Djokovic, mientras, potenció su posición entre sus colegas. Y ahora, además, tiene el saque.