El gol de Lionel Messi al Lyon con el que dejó en ridículo a los defensores rivales

Enganchó para afuera, se acomodó para definir con la zurda, pero ahí, justo en ese instante en el que dos defensores creyeron adivinar su intención, Lionel Messi volvió a pisar la pelota para dejar en ridículo a sus rivales y, ya sin marca, definir a un palo ante la salida del arquero. El segundo gol de…

El gol de Lionel Messi al Lyon con el que dejó en ridículo a los defensores rivales

Enganchó para afuera, se acomodó para definir con la zurda, pero ahí, justo en ese instante en el que dos defensores creyeron adivinar su intención, Lionel Messi volvió a pisar la pelota para dejar en ridículo a sus rivales y, ya sin marca, definir a un palo ante la salida del arquero. El segundo gol de Messi no sólo le aseguró al Barcelona la clasificación a cuartos de final de la Champions League, sino que también sirvió para dejar claro que el argentino va por todo. Y a puro lujo.

La incidencia de Messi en la revancha ante el Lyon no se discute. Tras el empate sin goles en Francia, el Barsa necesitaba de su capitán para no sufrir sobresaltos. Y vaya si la Pulga cumplió: dos goles y dos asistencias llevaron su firma en el 5 a 1 final.

Lionel Messi define de derecha tras hacer pasar de largo a los defensores (EFE).

Leo Messi ya frotó la lámpara y la pelota se va al gol (Reuters).

Leo Messi festeja su segundo gol, el del 3 a 1 del Barcelona al Lyon. Arturo Vidal se le suma (AP).

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El día había arrancado con un peso extra para Messi, luego de la demostración que dio Cristiano Ronaldo, el martes, en el triunfo de la Juventus ante el Atlético de Madrid. Autor de los tres goles de su equipo, el portugués se robó las portadas de todos los medios y ratificó que el sueño de levantar la Champions League con su nuevo equipo no es una locura.

Y aunque Messi repitió una y otra vez que no le interesaba lo que hiciera CR7 en el Real Madrid y mucho menos ahora, en la Vecchia Signora, los propios hinchas del Barsa esperaban que de sus pies saliera la respuesta para ilusionarse ellos también con el título más importante de Europa. 

Y Leo no los defraudó. A horas de que se confirmara su regreso a la Selección Argentina (estará en el amistoso frente a Venezuela, que se disputará el 22 de marzo), Messi condujo al Barcelona a un triunfo enorme. Aunque su segundo gol, el del 3 a 1, se robó todos los aplausos. Luego de recibir la pelota pasando la mitad de la cancha, el argentino aceleró a toda velocidad. A su derecha, Luis Suárez buscaba desmarcarse para recibir el balón. Pero Leo tenía otros planes.

Mirá también

Tras pisar el área, se acomodó para definir de zurda, su pierna hábil. Y hacia ahí fueron Denayer y Marcelo, los defensores centrales del conjunto francés. Pero, de repente, en una baldosa, Messi enganchó y cambió de rumbo para quedar solo frente al arquero y, de paso, humillar a sus rivales, quienes terminaron despatarrados y resignados a otra genialidad.

La definición, de derecha y con suspenso tras el manotazo del arquero, levantó a los hinchas del Barcelona, quienes ya habían delirado cuando el mismo Messi picó el penal con el que abrió el marcador. 

Mirá también