Una profesora de 35 años tuvo un hijo con su alumno de 14

Una historia de película. Sus protagonistas son un adolescente de 14 años y su profesora particular de inglés, de 35, casada y con un hijo de 7. La locación: Prato, una ciudad italiana con poco menos de 200 mil habitantes. Todo comenzó hace dos años, cuando los padres del chico buscaban una profesora que ayudara…

Una profesora de 35 años tuvo un hijo con su alumno de 14

Una historia de película. Sus protagonistas son un adolescente de 14 años y su profesora particular de inglés, de 35, casada y con un hijo de 7. La locación: Prato, una ciudad italiana con poco menos de 200 mil habitantes.

Todo comenzó hace dos años, cuando los padres del chico buscaban una profesora que ayudara a su hijo a levantar las notas escolares en inglés. Los padres del menor eran amigos de la mujer, cuyo nombre no trascendió, y fue por eso que no dudaron en mandarlo dos veces por semana a su casa, con el objetivo de que el adolescente pudiera sacar adelante la materia.

Ella, en realidad se desempeña como enfermera, cuidando adultos mayores, pero después del trabajo comenzó a recibir en su casa al niño para las clases. Hasta allí nadie imaginaba lo que iba a suceder, el chico iba a las clases y volvía sin dar demasiados detalles. Pasaron dos años y nadie sospechó de nada. En el medio ella quedó embarazada, pero todos creyeron que su marido era el padre de ese bebé.

Todo se dio vuelta hace unas semanas, cuando los familiares del adolescente notaron que el comportamiento del menor había cambiado rotundamente y el escándalo explotó.

TE PUEDE INTERESAR: Buscan familia adoptiva para un niño de 8 años

Después de preguntarle varias veces qué era lo que le pasaba, el chico de 14 años se quebró y contó todo. “Es culpa de esa mujer, quería que estuviera sólo con ella, le gritaba que me dejara en paz, le decía que ya no quería estar con ella. Y entonces me dijo que el hijo que había dado a luz no era del marido, sino mío”, confesó el menor, según contaron sus padres al Corriere della Sera.

Angustiado, el chico les mostró los mensajes que había intercambiado con su profesora durante todo este tiempo y de inmediato los padres reaccionaron, buscaron un abogado y llevaron el tema a la Justicia.

La fiscalía de Prato abrió una investigación por presunta violencia sexual contra la mujer y el viernes pasado allanó su domicilio y secuestró algunos objetos, entre ellos un par de smarthphones y una computadora.

La abogada de la familia del adolescente, Roberta Roviello, dijo que la maestra no lo cautivó con regalos ni le dio dinero al menor. Ella asegura que hubo “trucos” continuos con los que la señora trató de mantener al adolescente atado a ella. “Claramente la mujer estaba enamorada del niño”, sostuvo Roviello.