Suspendieron de por vida al jugador turco que había agredido a rivales con una cuchilla

La Federación Turca de Fútbol (TFF) anunció este jueves la suspensión de por vida del jugador de un club de tercera división acusado de agredir a cuatro adversarios con una hoja de afeitar durante un partido.La Comisión de Disciplina de la TFF publicó en un comunicado la sanción a Mansur Calar, de 33 años, con…

Suspendieron de por vida al jugador turco que había agredido a rivales con una cuchilla

La Federación Turca de Fútbol (TFF) anunció este jueves la suspensión de por vida del jugador de un club de tercera división acusado de agredir a cuatro adversarios con una hoja de afeitar durante un partido.

La Comisión de Disciplina de la TFF publicó en un comunicado la sanción a Mansur Calar, de 33 años, con una prohibición de jugar durante cuatro años. Según el reglamento del ente rector del balompié turco, toda suspensión superior a tres años equivale a una prohibición de por vida, recordó el organismo en el mismo texto.

Calar, mediocampista del Amed Sportif Faaliyetler, estaba acusado de haber cometido estos ataques durante un partido del campeonato de tercera división que su equipo había igualado 1 a 1 con Sakaryaspor el pasado sábado.

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Además de su suspensión, el futbolista fue multado con 25.000 libras turcas (unos 4.000 euros) y su equipo fue condenado a disputar un partido a puertas cerradas, detalló la Comisión de Disciplina.

El hecho fue captado por las cámaras del canal turco TV264. En las imágenes se ve a Mansur Calar, de 33 años, pinchar a sus rivales con un objeto y luego agredirlos físicamente con sus propias manos. “Se nos acercó con un objeto duro que sacó del abdomen y me cortó”, contó uno de los jugadores de Sakaryaspor.

Cuatro de los jugadores lastimados (Tevfik Köse, Dilaver Güçlü, Hacı Ömer Doğru y Ferhat Yazgan) denunciaron el hecho ante la Justicia turca. Según consignaron los medios de comunicación de ese país, Mansur Calar fue inclusive citado a declarar, pero fue dejado en libertad tras firmar un documento en el que se comprometía a no abandonar su país.

Uno de los jugadores agredidos compartió en Instagram una imagen en la que se ven las lesiones que sufrió.

Más allá de las evidencias surgidas de las imágenes televisivas y de las marcas en su cuerpo que exhibieron algunos jugadores presuntamente agredidos por Mansur Calar, la dirigencia de Amed SF negó los hechos y consideró que la sanción era parte de una campaña de desprestigio.

“Si fueron agredidos con una cuchilla, ¿por qué no dijeron nada durante el partido?, ¿por qué esperaron al final de los 90 minutos?”, señaló Ali Karakas, presidente del club ubicado en Diyarbakir, una ciudad del sudeste de Turquía de mayoría kurda.