Cristian Ferreira, otra apuesta de Gallardo que ya le da rédito

Cristian Ferreira es categoría 1999 (cumplirá 20 años el 12 de septiembre) y es la nueva apuesta de Marcelo Gallardo. El entrenador de River se acostumbra a darle oportunidades a los jóvenes surgidos de la cantera del club. Ya ocurrió con Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Exequiel Palacios y Julián Álvarez, por ejemplo. Ahora, el que tiene sus apariciones…

Cristian Ferreira, otra apuesta de Gallardo que ya le da rédito

Cristian Ferreira es categoría 1999 (cumplirá 20 años el 12 de septiembre) y es la nueva apuesta de Marcelo Gallardo. El entrenador de River se acostumbra a darle oportunidades a los jóvenes surgidos de la cantera del club. Ya ocurrió con Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Exequiel Palacios y Julián Álvarez, por ejemplo. Ahora, el que tiene sus apariciones destacadas en la Primera millonaria es el volante ofensivo que viene de convertir dos golazos de tiro libre: uno a Newell’s, el sábado pasado, por la fecha 21 de la Superliga (en la victoria por 4-2 en el Monumental) y otro este miercoles, sellando el empate 1 a 1 sobre la hora, ante Alianza Lima, en Perú, en el arranque del campeón de América en la Copa Libertadores. 

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La historia de la nueva joyita de River tiene su comienzo en 2009, cuando en Sunchales (Santa Fe), Ferreira se destacó en un torneo visitiendo la camiseta de Las Palmas (un club de barrio de su ciudad, en Córdoba), ante la mirada de los entrenadores de las Divisiones Inferiores del Millonario. Tan bueno fue su rendimiento que la dirigencia le hizo un contrato de inmediato. Leonardo Chiatti, dirigente de Las Palmas, le contó a Clarín que en ese acuerdo se estipuló que el club cordobés se quedaría con el 15% de una futura venta.

Sin dudarlo, Ferreira abandonó Córdoba, su tierra natal, con apenas 9 años. Vestir la camiseta del equipo Millonario era su objetivo mayor. No es el único jugador que Las Palmas le aportó al fútbol argentino. También, de ese club, surgieron Juan Carlos Olave (que atajó en River pero su gran paso fue en el arco de Belgrano), Carlos Bossio (también ex arquero “pirata” y de Lanús), y Jorge Guyón (con pasado en Racing, Belgrano y Platense).

Cristian Ferreira, el chico que está en el extremo derecho de la foto, vistiendo la camiseta de Las Palmas.

Cuando llegó a River, el cordobés era delantero. Pero, por su habilidad, fue ubicado más atrás en el campo de juego para que se pueda asociar con sus compañeros de arriba. Sin embargo, como cualquier pibe de su edad, sufrió estar lejos de la familia y eso resultó un peso importante para su desempeño en las Inferiores. Tal es así que estuvo a punto de armar sus valijas y retornar a Córdoba para reencontrarse con sus seres queridos. Pasó días y días llorando… No estaba cómodo en la pensión del club. Pero hubo alguien fundamental que permitió que Ferreira continúe en River y no se volviera a su provincia: su tía (que vivía en Núnez) apareció en el momento clave y fue un apoyo inmejorable en su decisión.

Mirá también

Uno de sus entrenadores en las inferiores de River -prefirió permanecer anónimo- le dijo a Clarín que no le extraña todo lo que está viviendo el volante ofensivo. “Era algo que ya se veía desde chico y todavía tiene mucho más por demostrar”, aseguró. Además, recalcó que hoy Ferreira es un futbolista “más completo” porque Gallardo le sumó a sus características innatas “un ida y vuelta que antes no tenía”. Y sobre su pegada, contó: “Siempre le pegó como los dioses. Se quedaba practicando porque es un chico que le pedís algo y lo hace. Entrenaba mucho la pegada“.

Sin haber debutado en Primera, su primer contrato profesional ya fijaba una cláusula de rescisión de 15 millones de dólares. Dato no menor porque demuestra el valor quele dieron los dirigentes a un futbolista con potencial. Hoy, la aparición del enganche de 19 años da que hablar porque marcó cuatro goles en 13 partidos (frente a Aldosivi, Patronato, Newell’s y Alianza Lima) desde su debut en 2017. Su primer partido no le trajo sonrisas porque fue derrota por 4 a 0 en Córdoba contra Talleres en un partido amistoso en el que el Muñeco le dio rodaje a varios pibes. Su gran pegada es lo que más llama la atención. Todos sus goles fueron golazos con remates desde la media distancia: su principal arma para dañar a los equipos rivales.

“Cristian le pega un fenómeno a la pelota”, lo elogió Matías Suarez en el cierre del partido en Perú. Desde que llegó a River siempre se destacó por esa característica. Pero no sólo brilla por la pegada, también tiene buena gambeta y una gran visión de juego. En River dicen que sus cualidades se asemejan a las de Manuel Lanzini, otro producto del semillero millonario. Dicen que Ferreira fue siempre de mirar al actual futbolista del West Ham, convocado a la Selección nuevamente por Scaloni, para copiar algunos de sus movimientos.

Si bien su debut fue en 2017, el año pasado no fue un año más en la carrera de Ferreira. Si bien no se asentó en la Primera de River, comenzó a mostrar todo su talento. En una jugada de izquierda a derecha ante Aldosivi, en octubre, y con caño incluído, el pibe colgó la pelota en el ángulo izquierdo del arco que defendía Luciano Pocrnjic. “Siempre soñé con jugar en el Monumental y hacer un gol. Estoy muy contento. Siempre me quedo pateando después de las prácticas. Marcelo (Gallardo) me dice que no dude y que vaya siempre para adelante. Me tuve confianza en esa jugada y gracias a Dios pudo entrar”, dijo tras su bautismo de gol en Primera División.

Mirá también

El cuerpo técnico del último campeón de la Libertadores valora las carácterísticas del enganche cordobés: “Cristian es un jugador muy joven al que tratamos de llevar con tranquilidad. Tiene mucha calidad. Una de sus cualidades principales -está visto- es que le pega muy bien a la pelota. Eso es algo llamativo para un jugador tan joven. De a poco, se va acomodando y acostumbrando al grupo, al ritmo de trabajo, a los partidos… Va a ir madurando aún más”, dijo este miercoles Matías Biscay, el ayudante de Gallardo, que ocupó su lugar en el banco ante Alianza Lima por la suspensión del Muñeco.

Mirá también

Gallardo confía mucho en Ferreira y sabe todo lo que le puede dar a su equipo. No obstante, si tiene que tomar una decisión fuerte, la toma. Y eso fue lo que ocurrió con el juvenil que, a pesar de haber sido uno de los mejores y convertir el gol del descuento ante Patronato (1-3), fue relegado del plantel y no lo concentró para el partido con Godoy Cruz. ¿El motivo? Llegó tarde a una práctica, el martes siguiente al partido con el equipo de Paraná… Mano dura sin distición de edades ni de jerarquías. 

Ferreira no tiene un lugar asegurado en once titular, está claro. Pero sí se convirtió en una variante importante para el DT Millonario. Porque cada ocasión que se le presenta, el juvenil la aprovecha y muestra sus pinceladas de talento y su exquisita pegada. Es cuestión de tiempo y de eso Gallardo entiende mucho. Lo llevará de a poco y se encargará de potenciar a su nueva joyita. Otra vez más.

JCh.