Con ventas en futuros y más apretón monetario, el BCRA trató de apagar el incendio

En medio de una gran expectativa tras la nueva disparada del dólar, finalmente el Banco Central jugó sus cartas: vendió futuros y secó más la plaza pero no logró frenar el avance de la divisa, que cerró en torno a los $43,50.Según señalaron operadores a BAE Negocios, en la última hora de la sesión se…

Con ventas en futuros y más apretón monetario, el BCRA trató de apagar el incendio

En medio de una gran expectativa tras la nueva disparada del dólar, finalmente el Banco Central jugó sus cartas: vendió futuros y secó más la plaza pero no logró frenar el avance de la divisa, que cerró en torno a los $43,50.

Según señalaron operadores a BAE Negocios, en la última hora de la sesión se vieron fuertes órdenes de venta en el mercado de futuros de dólar, que por su magnitud y su sincronización, atribuyen a la autoridad monetaria. La intervención apenas hizo mella en la plaza cambiaria.

En tanto, volvió a reforzar el apretón monetario a través de su licitación diaria de Leliq. Absorbió casi el doble de lo esperado, $60.954 millones, y subió la tasa de referencia 131 puntos básicos, a 51,86%, algo por debajo de lo que auguraba el mercado. En la city esperaban una tasa en torno al 53%, o incluso mayor.

La contracción monetaria de ayer fue la mayor en tres meses y medio, desde el 13 de noviembre.

El BCRA había anunciado que buscaba colocar $190.000 millones en Leliq, $30 millones más del vencimiento de la jornada, pero terminó adjudicando $223.154 millones.