El bochornoso arbitraje que fue sancionado con un año de suspensión

No había VAR que salvara semejante atrocidad. Ni tampoco buena voluntad para entender las fallas como un simple error humano de los que abundan en el arbitraje mundial.Tal fue el escándalo ocurrido que el juez camerunés Antoine Max Depadoux effa Essouma fue sancionado con un año de suspensión por la Confederación Africana de Fútbol. El…

El bochornoso arbitraje que fue sancionado con un año de suspensión

No había VAR que salvara semejante atrocidad. Ni tampoco buena voluntad para entender las fallas como un simple error humano de los que abundan en el arbitraje mundial.

Tal fue el escándalo ocurrido que el juez camerunés Antoine Max Depadoux effa Essouma fue sancionado con un año de suspensión por la Confederación Africana de Fútbol.

El juez camerunés Antoine Max Depadoux effa Essouma fue suspendido por un año.

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

El partido en cuestión se jugó el domingo entre el Raja Casablanca y el Renaissance Berkane, ambos equipos marroquíes, por la fase de grupos de la Copa Confederación de África y terminó 0-0.

Gran parte de la explicación del marcador sin goles se debe a la llamativa animosidad del árbitro en jugadas clave que perjudicaron al Raja.

Antes de la jugada más bochornosa del encuentro, los futbolistas del equipo que fue finalista del Mundial de Clubes en 2013 (cayó ante Bayern Múnich) reclamaron penal en dos acciones: la primera es una clara mano de un defensor rival -la acomoda con el brazo para después despejarla- y la segunda es un topetazo que impide la definición en el área chica de uno de sus atacantes.

Pero eso no es nada a comparación de lo que ocurrió en una jugada de pelota detenida que cayó desde el costado derecho al corazón del área del Renaissance.

Con el balón en el aire y el árbitro Antoine Max Depadoux effa Essouma a un metro y de frente a la acción, el defensor Mohamed Aziz sujetó de la camiseta al delantero Badr Banoun con tanta insistencia que llegó a sacarle la casaca.

Mirá también

La curiosa actitud quedó a la vista de todos, incluso del árbitro, a quien los jugadores del Raja Casablanca le enrostraban la camiseta como evidencia, pero así y todo decidió no cobrar nada. 

En el segundo tiempo otra acción perjudicó claramente al Raja, que había logrado abrir el marcador, pero el juez anuló el grito por una supuesta infracción previa que no alcanzó a verse.

Con el empate, el equipo más poderoso de Marruecos quedó eliminado de la Copa Confederación a falta de dos fechas para que finalice la fase de grupos. Y como era de esperar, enseguida efectuó las denuncias correspondientes contra el juez, quien terminó sancionado. 

Mirá también

“Tras los notorios fallos de arbitraje y los malos rendimientos constatados en el partido, que tuvieron un impacto en el resultado final del encuentro, la comisión de arbitraje de la CAF ha decidido suspender por un periodo de un año al colegiado camerunés”, afirmó la Confederación africana.

FK