Juventus le ganó al Napoli y otra vez dejó la liga casi sentenciada

Siguen pasando los años, y Juventus no encuentra rival en Italia. Los de Turín, reforzados este año con la llegada de Cristiano Ronaldo, quedaron muy cerca de conseguir su octavo Scudetto consecutivo al vencer por 2-1 como visitantes al escolta, Napoli, y sacarle nada menos que 16 puntos de ventaja.Más allá de las expectativas que…

Juventus le ganó al Napoli y otra vez dejó la liga casi sentenciada

Siguen pasando los años, y Juventus no encuentra rival en Italia. Los de Turín, reforzados este año con la llegada de Cristiano Ronaldo, quedaron muy cerca de conseguir su octavo Scudetto consecutivo al vencer por 2-1 como visitantes al escolta, Napoli, y sacarle nada menos que 16 puntos de ventaja.

Más allá de las expectativas que se habían generado en el Sur del país ante la posibilidad de que el Napoli acortara distancias, el puntero del campeonato se encargó rápido de mostrar autoridad.

Cuando iban 25 minutos, se produjo una jugada clave: fue expulsado Alex Meret, el arquero del Napoli. A partir de ahí, en el primer tiempo todo fue del equipo turinés.

A los 28, con un tiro libre de Pjanic por encima de la barrera que no alcanzó a despejar el colombiano Ospina -había ingresado por Meret-, el líder sacó la primera diferencia del partido.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Emre Can dio el segundo golpe a los 39. La defensa del Napoli perdió en una pelota parada al volante alemán, que aprovechó para poner el segundo gol con un cabezazo certero. Todo era sufrimiento en el San Paolo, que se había preparado para este partido con gran expectativa.

En el complemento la historia cambió y aparecieron motivos para que el local se ilusionara. Primero, a los dos minutos fue expulsado Pjanic y así los dos quedaron con diez jugadores. Y a los 16, Callejón se filtró entre la defensa de la Juve y consiguió el descuento como para ponerle pimienta a la media hora final.

Napoli fue con todo en busca de conseguir al menos el empate. Si bien no alcanzaba para tener chances reales de alcanzar a Juventus en el campeonato, servía para irse con algo contra el equipo más poderoso de la era. Pero nada sirvió para llegar a la igualdad y parece que otra vez se verá la historia de los últimos años en Italia: Juventus campeón pero de nuevo con problemas para llevar su dominio a Europa, donde el Atlético de Madrid lo tiene al borde de la eliminación de la Champions.