Coronavirus: en la Ciudad, hay 16 hoteles para contagiados

En la Ciudad hay 16 hotales para contagiados. Foto: Cedoc La pandemia alteró el funcionamiento de los hoteles porteños. Tanto de los sindicales, como de los orientados al turismo externo. El gobierno de la Capital alquiló 27 hoteles, para alojar a dos grupos de personas bien diferenciados: los argentinos repatriados que deben hacer una cuarentena…

Coronavirus: en la Ciudad, hay 16 hoteles para contagiados

En la Ciudad hay 16 hotales para contagiados. Foto: Cedoc

La pandemia alteró el funcionamiento de los hoteles porteños. Tanto de los sindicales, como de los orientados al turismo externo. El gobierno de la Capital alquiló 27 hoteles, para alojar a dos grupos de personas bien diferenciados: los argentinos repatriados que deben hacer una cuarentena especial, hasta descartar que estén infectados; y los que tienen coronavirus, pero que presentan síntomas leves o directamente nulos. Los destinados a los enfermos son 16. Ahí pasan sus días las personas con Covid-19 que no requieren de atención médica.

Hasta este viernes 22 de mayo, había 1241 contagiados en los 16 hoteles. Casi el 90% son habitantes de villas y asentamientos. Principalmente, de la Capital; pero algunos también viven en la provincia de Buenos Aires. Con 226 nuevos casos detectados en las últimas 24 horas, los infectados provenientes de los barrios vulnerables de la ciudad eran 1877. Los muertos por coronavirus, 17.

Esos 226 nuevos enfermos en las villas representan el 60% de todos los detectados en la Capital, sólo en el lapso del último día. La expansión del coronavirus en zonas con hacinamiento sigue generando preocupación y cuestionamientos a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta. O mejor dicho, a la supuesta falta de reacción del gobierno.

Detectar. El ministro de Salud Fernán Quirós, sin embargo, afirmó que el incremento de la curva en la Ciudad se explica por dos motivos: la evolución de la enfermedad y el cambio de estrategia en la búsqueda de asintomáticos, con testeos puerta a puerta en los barrios vulnerables.

En conferencia de prensa, Quirós detalló que en el barrio Padre Mujica de Retiro (ex villa 31) se realizaron 1.411 testeos, que confirmaron 839 casos; en el Barrio Padre Ricciardelli de Flores (ex villa 1.11.14) se hicieron 654, con 288 positivos; y en el 21.24 de Barracas se practicaron 176 testeos, con 35 enfermos.

“Vamos a continuar con la misma estrategia, mañana iniciamos el Programa Detectar en el barrio 15 y el martes en el barrio 20”, prometió el ministro de Rodríguez Larreta.

Protocolos. En paralelo, la justicia intimó al gobierno porteño a informar sobre los protocolos de actuación y prevención en las villas, sobre todo en las del sur de la Capital. Así lo dispuso el juez Darío Reynoso. El contexto de la pandemia multiplicó los amparos contra el larretismo: ya fueron concedidos más de 100.

Al momento, hay alrededor de mil infectados de villas y asentamientos en los hoteles porteños. “Tenemos psiquiatras, psicólogos y médicos que conocen la situación de las familias vulnerables. El sistema de hoteles brinda un soporte a la salud pública, para que no colapse. Son infectados que no requieren asistencia médica compleja. Las prepagas cuenta con sus propios hoteles. A los nuestros vienen de todos lados, incluso de la Provincia. El 87% de la gente es de algún barrio precario”, explica un funcionario larretista.

Los hoteles alquilados por el gobierno para asilar a los infectados son: Deco Recoleta, Facón Grande, Escorial, Sarmiento, De las Luces, Comra, Impala, Nontue, Rochester, Sheltown, Ferroviario, Buenos Aires, Grand Hotel, Ayacucho Palace, Sarum design, Ker y Esmeralda.

Las condiciones de alojamiento fueron motivo de crítica por parte de la oposición a Rodríguez Larreta. El legislador Santiago Roberto, con experiencia en la militancia territorial, afirma que existe una “desorganización y desdén” hacia las personas de las villas.

Desde el gobierno lo niegan. “Los estamos administrando nosotros mismos. Por eso no damos un servicio de hotelería de cinco estrellas. La comida es buena, pero va en un recipiente de aluminio. Repartimos un kit de autolimpieza, aunque existe la posibilidad de brindar asistencia. El objetivo central es mantener el menor contacto posible”, retrucan.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *