WOS da un nuevo salto de calidad: cómo es Tres puntos suspensivos, su nuevo EP

Lo nuevo de WOS es un EP titulado Tres puntos suspensivos. Pero también podría llamarse Canciones encerradas; o Pulsiones confinadas. Son tres temas, Ojeras negras, Alma dinamita y Algo de vacío; y algo más, 40, que a pesar de ser descripto como un “interludio”, rinde como un tema fugaz, inmediato. Apenas 10 minutos y medio en los que…

WOS da un nuevo salto de calidad: cómo es Tres puntos suspensivos, su nuevo EP

Lo nuevo de WOS es un EP titulado Tres puntos suspensivos. Pero también podría llamarse Canciones encerradas; o Pulsiones confinadas. Son tres temas, Ojeras negras, Alma dinamita y Algo de vacío; y algo más, 40, que a pesar de ser descripto como un “interludio”, rinde como un tema fugaz, inmediato. Apenas 10 minutos y medio en los que pasa mucho. Desde lo musical y también desde lo que dice, desde sus 22 años.

“En este nuevo material -cuenta la gacetilla-, WOS propone un viaje introspectivo por los distintos sentimientos que genera el confinamiento social y la situación mundial que la humanidad está atravesando. La propuesta es abarcar este tema desde la vivencia personal sin explicitar los hechos concretos de dicha situación”.

Y en esa dirección se dispara el rapeo de Ojeras negras, con imágenes del encierro y reflexiones en torno a la vida y la muerte. “A mi edad, la vida es una obviedad”, canta WOS, palabras más, palabras menos… Por ahí va la idea del artista. Y en el fondo, ya no importa que sea viral o no, que rompa las redes o no, que sea TT o lo que sea; importa que la zanahoria que persigue es artística. 

Video: “Tres puntos suspensivos”, lo nuevo de WOS.

Canciones urgentes para tiempos encerrados.


Ese detalle marca diferencias con muchas otras propuestas que a la distancia parecen compartir la escena con la suya. Alma dinamita no es más que una confirmación de lo mismo. “Cuando el destino se vuelve austero/sale al rescate lo verdadero”, es el leit motiv de una balada que pinta para hit.

En el maridaje de su habitual estilo basado en el rap y el hip hop con la electrónica y el rock en diferentes variantes -hay punk, hay indie, hay clasicismo-, al que WOS apuesta en Tres puntos suspensivos, las huellas del fraseo freestyler (man)tienen su lugar, aunque por momentos se diluyen en un continente más amplio. Hacia allí parece ir Valentín Oliva, y tiene los recursos para hacerlo. Otro detalle que marca diferencia.   

Así es “la tapa” de “Tres puntos suspensivos”, lo nuevo de WOS.

Esencial, en el resultado final es el trabajo de grabación y producción a distancia, a cargo de Evlay, con quien WOS ya había trabajado anteriormente en Caravana. Hay una intención en el sonido: 40 es un tema punk. Definitivamente no es un interludio, es más que eso. Está verde, no lo dejan salir, y lo escupe haciendo base en el humor. 

Que para hablar en serio, o mejor dicho cantar, está Algo del vacío, donde el cantante suma la colaboración de su hermano Manu. Y dice: “No soy Dios y no puedo serlo/aunque use su traje para parecerlo”. Desde el encierro, WOS mira por la ventana a los personajes “con trajes de gran hombre y maquillaje efectivo”, y los pinta con notable gracia. No humor; gracia.  

Ls nuevas canciones de Valentín Oliva salieron del encierro impuesto por la pandemia.

Hay algo más: la propuesta audiovisual de Tres Puntos Suspensivos es una pieza de 10 minutos que combina los aspectos del mundo moderno y condicionado que habitamos con el imaginario del subconsciente. Escrita por Wos, la pieza, realizada por los directores Kevin Zeta y N4rf y producido por The Movement, completa el combo que confirma la solidez creativa que WOS expuso en Caravana.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *